A Carmena le gustan los pasos

Siempre de frente

A la Virgen del Rocío le gustan las sevillanas…, y a Manuela Carmena, las procesiones. No, no vayan a creer que la alcaldesa de Madrid ha pedido al Consejo una presentación del Otoño Cofrade de Jerez a la vera de la Cibeles. No es eso.

Les cuento. A Carmena la entrevistaron recientemente en un programa de radio de difusión nacional. Andaba por el estudio Fernando Sánchez Dragó, que está como una cafetera pero que de vez en cuando tiene momentos de lucidez.

carmena

Se interesó el escritor por las continuas alteraciones de tráfico que sufre el centro de Madrid cada dos por tres, y especialmente los fines de semana. Aludía a cabalgatas, competiciones deportivas, paseos en bicicleta y maratones de toda clase y condición.

Carmena se mostró comprensiva con aquellos vecinos partidarios de limitar los cortes de tráfico, pero fue entonces cuando vino a decir algo así como que la ciudadanía tenía también derecho a recuperar para sí el espacio público usurpado habitualmente por los coches.

Añadió la alcaldesa de Madrid que el ciudadano debe entender que el ritmo de la ciudad es distinto los fines de semana, que es bueno que sea así; y que aquí paz, y después gloria.

Si trasladamos tales explicaciones 600 kilómetros al sur de la capital de España encontraríamos a una Carmena encantada de la vida con la posibilidad que semanalmente brindan las cofradías de alterar el tráfico habitual de la ciudad; salvo que las explicaciones que ofrecía a Sánchez Dragó carecieran de validez cuando quien ocupa la calle es un paso y no un maratón o una orgullosa cabalgata.

A la memoria de Emilio El Guardia, que a ese sí que le gustaban las procesiones…

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *