Recuperando el brillo del 24 de septiembre

La Virgen de la Merced protagonizó una procesión más ágil que en años anteriores

La Virgen de la Merced atravesaba el dintel de la Basílica en torno a las 18.40 del día de ayer, con una imagen recuperada en su totalidad, mostrando el habitual templete, una pieza de orfebrería realizada por Juan Díaz de Mendoza en 1648, y la fachada restaurada. Vuelta a la estampa de siempre.

La procesión recuperó la velocidad de otros años, desterrando la lentitud de estas últimas ocasiones provocado principalmente por el numeroso cortejo. En cuanto a la respuesta de la ciudad, volvimos a comprobar un aumento de público conforme caía la noche.

002-virgen-merced-patrona

El niño Jesús portaba una Cruz en lugar del cetro, como se puede observar en la fotografía, con motivo del año de la Misericordia

La Virgen, con su inconfundible aroma a nardos recorría el centro de la ciudad con el acompañamiento musical de la Banda Municipal de Música, con menos de 25 componentes. Haciendo un símil cinematográfico, recordaba a la escena de la boda de Michael Corleone con Apolonia en ‘El Padrino’. Un acompañamiento mermado por las vicisitudes de la formación musical que poco más puede aportar teniendo en cuenta el número de componentes y la poca práctica en la música cofrade -natural por otra parte, pues solo contamos esta cita como encuentro en los que se requiere este estilo, ya que en el último pregón tampoco participó-.

003-merced2016jerezcofrade-javier-romero-diaz

Mención especial al altar dispuesto por la hermandad de la Sagrada Cena, que dispuso el misterio completo, una estampa absolutamente maravillosa a las puertas de San Marcos. El fervorín puso punto y final a una procesión que mostró las excelencias propias del patronazgo de una ciudad como Jerez de la Frontera.

001-cena-misterio-cena-2016

Fotografías: Javier Romero Díaz

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *