Cuando no había llegado la estridente avalancha turística

Nueva entrega de la hemeroteca cofrade

Corría el mes de enero del año 1967 y Rodrigo de Molina, cronista de ABC, relataba el comienzo de los anuales cultos en la Hermandad de las Cinco Llagas -la primera de las corporaciones nazarenas de Jerez en abrir el calendario de cultos- y de la devoción que los trabajadores del Mercado Central de Abastos profesaban a Nuestro Padre Jesús de la Vía Crucis. Pero lo realmente curioso de este artículo es cuando, al final del mismo, Rodrigo de Molina expresaba su admiración por nuestra Semana Santa, al considerar que todavía no había llegado a Jerez la “estridente avalancha turística” que ya existía en Sevilla. Un pensamiento de hace medio siglo, diametralmente opuesto a lo que hoy se busca desde muchas instituciones.

*Para visualizar correctamente el archivo PDF de esta noticia desde su móvil o tablet, le recomendamos girar la pantalla de su dispositivo a posición horizontal o, si lo desea, también podrá visualizarlo correctamente a través del lector PDF de su dispositivo en el siguiente enlace: Visualizar PDF desde dispositivo móvil.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *