Apoteosis en Santiago

El ansiado regreso se consumó a las 2:09

Cada segundo transcurrió bajo el guión previsto. Todas las señas de identidad que describen a la Hermandad del Prendimiento y su barrio, en esa simbiosis perfecta de los Miércoles Santos, se elevaron ayer a la máxima potencia, dando lugar a una vuelta a Santiago que se grabará a fuego en la historia de las cofradías jerezanas.

No en balde, desde las primeras horas de la tarde, el pretérito arrabal barruntaba lo que sería un día grande. Y ese hecho se constató a las 17:00, en una multitudinaria salida que también sirvió de improvisada despedida de ese templo, la Capilla del Asilo de San José, donde durante tantos años han morado los titulares de la corporación.

A partir de ahí, todo fue un espectacular alarde. El recorrido se convirtió en un sinfín de alabanzas transformadas en ‘petalás’, cante, palmas por bulerías y arengas. Los hermanos estaban disfrutando y, al mismo tiempo, lo transmitían a los presentes.002regreso-prendimiento-jerezcofrade-javier-romero-diaz

Haciendo un símil flamenco, la procesión de ayer fue un ‘fin de fiesta’ en honor a Santiago. Y este empezó a alcanzar su punto álgido en su frontera con el centro, en esa puerta de la que es vigía la ‘Reina de la Porvera’.

La Victoria fue partícipe del entrañable encuentro entre el Prendimiento y la Soledad, que salió a la calle sobre las andas de la Virgen de la Merced para ser participe del  repertorio costalero y musical que ambos pasos brindaron en su honor. Asimismo, tampoco faltaron la poesía y las plegarias musicales.

006regreso-prendimiento-jerezcofrade-javier-romero-diaz

No obstante, el momento culminante se vivió en la Plaza de Santiago, donde, ante ambas imágenes, Antonio Gallardo recitó el fervorín y ‘La Macanita’ entonó esa jaculatoria flamenca que reza aquello de “Prendimiento, Santiago tiene la llave del firmamento”. En ese instante se desató un delirio jalonado a base de ‘oles’ y compás, que se prolongó hasta la ansiada entrada.

En el angostillo, el regreso se hizo realidad a las 2:09 y se remató de la manera más cañí, el pasodoble ‘Suspiros de España’ y la marcha ‘Coronación de la Macarena’ pusieron el epílogo a un acontecimiento que dio fe de que “no hay mal que por bien no venga”.

007regreso-prendimiento-jerezcofrade-javier-romero-diaz

Fotografías: Javier Romero Díaz

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *