El Mayor Dolor quiere presentar a sus hermanos el proyecto de reforma del paso de misterio “antes de Cuaresma”

Aunque sin fecha de ejecución, la junta que preside Francisco Román se marca la nueva legislatura como plazo máximo

La hermandad del Mayor Dolor estudia, tras haber sido reelegido Francisco Román como hermano mayor, la reforma de su paso de misterio, uno de los más característicos de la Semana Santa de Jerez al tratarse de un trabajo de orfebrería.

Este proyecto, que no tiene fecha de ejecución todavía, se enmarca “en los próximos cuatro años”, según Francisco Román, que repetirá por segunda legislatura consecutiva con esta que acaba de comenzar. No obstante, el proyecto pasará primero por la aprobación de la Junta de Gobierno para poder ser llevado a cabildo de hermanos “antes de Cuaresma”.

Sin embargo, la prioridad sigue siendo terminar de abonar el importe derivado de la restauración del manto de la Virgen del Mayor Dolor, recuperado por el bordador y restaurador Jesús Rosado el pasado mes de marzo. Toda vez que estos pagos se hayan terminado de abonar al restaurador, la cofradía de San Dionisio abordaría el proyecto de reforma del paso de misterio, cuyo boceto está en propiedad de la hermandad desde hace algunos años.

asgxuxvgfg_wzn8jqmytrzlnvy4svnhgmafcvo_xpkgf-1170x658
La restauración del manto se presentó la pasada Cuaresma en el colegio La Salle Buen Pastor

Ilusión y ganas hay, pero todavía tenemos que terminar de pagar el manto. Se presentará en Junta de Gobierno y, si se aprueba, en Cabildo de Hermanos antes de Cuaresma.

Francisco Román, hermano mayor de la cofradía.

El proyecto mejoraría las proporciones del paso

En concreto, y según explicó Román la temporada pasada en el programa Luz de Pasión, que se emite en Ondaluz Jerez, la idea surge del deseo de acabar con un largo periodo de tiempo en el que se han venido sucediendo las modificaciones de este conjunto sin seguir un patrón predeterminado.

ecce-homo-4

El boceto que la cofradía tiene en su poder es obra del diseñador sevillano Javier Sánchez de los Reyes. El mismo elimina la canastilla superior con idea de potenciar la visión de la primitiva peana, que se encuentra actualmente sobre los respiraderos. A su vez, entre los respiraderos y esa primera canastilla se dispone una moldura que tiene como objetivo elevarla. De este modo se logra el objetivo de mejorar las proporciones de un paso cuyos respiraderos fueron ampliados en medio metro a principios de la década de los setenta del siglo pasado.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *