Un líder para el siglo XXI

Siempre de frente

La salida extraordinaria de Jesús del Gran Poder ha motivado una extraordinaria presencia de personas en la calle. No voy a entrar en cifras, es irrelevante. Las fotos hablan por sí mismas y quien tuvo ocasión de vivirlo personalmente el jueves o el domingo lo sabe. En la historia reciente no se recuerda una concentración de tal calado.

Sí tengo claro de que si esa marea humana hubiera estado presidida por una pancarta -de cualquier signo, da igual-, semejante manifestación popular habría abierto los telediarios de España y de más de media Europa.

Cunde la idea de que, en todos los sentidos, existen ciudadanos de primera y de segunda. También ocurre en esto de las concentraciones. Así, el hecho de que mil, dos mil o diez mil personas se reúnan en torno a una pancarta cualquiera debe obligar a la reflexión de la clase política, de los agentes sociales y de la sociedad en su conjunto. Y, cómo no, parece obligado que el debate alrededor del “basta ya” lo que sea consuma horas y horas de debate televisivo.

Sin embargo, que decenas o cientos de miles de personas se concentren alrededor del Señor del Gran Poder apenas tiene ningún significado. Total, es una procesión, a lo que se ve una manifestación de menor rango que cualquiera de las otras que llevan pancarta en lugar de cruz de guía.

Cien, mil o diez mil personas detrás de una pancarta representan al “pueblo”, pero miles de personas alrededor de una imagen no lo son. Si acaso son “fieles”, que es otro concepto casi tan complejo de definir como el anterior y que de entrada les sitúa en un plano inferior.

Cuando los gobiernos entran en pánico suelen recurrir a la torpe maniobra de restar importancia a las concentraciones populares, limitando su presencia en los medios que le son afines.

Pero a veces puede ocurrir que no sean los gobiernos, sino la propia sociedad, la que quizá de manera inconsciente trate de minimizar realidades incuestionables, la que de algún modo haya entrado en pánico al comprobar que el gran poder de convocatoria lo sigue teniendo el mismo de siempre.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *