“El año de la Misericordia ha servido para unir un poco más a nuestra hermandad”

La Hermandad del Transporte ultima los preparativos de cara a la salida procesional del domingo

Manuel Monje, hermano mayor del Transporte, visitó ayer miércoles el programa ‘Luz de Pasión’ de Ondaluz TV a fin de repasar todo lo que han dado de sí los actos con motivo de la celebración del Año de la Misericordia, jubileo que ha protagonizado la cofradía del Domingo de Ramos junto con la de la Candelaria y que se clausurará el próximo día 13 con la procesión extraordinaria de Madre de Dios de las Misericordias, titular mariana de la corporación mercedaria.

– A falta de pocos días, ¿cómo van las cosas por la Basílica?

Pues todo casi listo. No me gusta decir que está todo listo porque siempre hay un detalle que falta.

De todos modos, tenemos muchas ganas en estos últimos días de papeletas de sitio. Si Dios así lo quiere, el jueves comenzaremos el Triduo que vamos a celebrar para este traslado (jueves, viernes y sábado) y, como dato importante e irrepetible, Madre de Dios de las Misericordias, en su paso de palio, estará presidiendo el altar mayor de la Basílica.

El sábado, una vez que finalice el Triduo, vamos a tener una vigilia juvenil a los pies de Madre de Dios de las Misericordias con la presencia de Jesús Sacramentado. Es algo que será muy bonito, que vamos a vivir con muchas ganas y que representará la previa de lo que el domingo, bien temprano, va a suceder en la Basílica.

– ¿Cómo va a transcurrir la jornada del domingo?

A las 6:15 de la mañana, la casa de hermandad estará abierta, se servirá un desayuno a todos los que se acerquen por allí. Entendemos que es temprano, y para que los hermanos y devotos que estén por allí puedan desayunar, pondremos café y demás para todos.

A partir de las 7:00, están citados los hermanos para pasar a la Basílica. En torno a las 7:45, el tintinábulo y el conopeo serán los que abran el cortejo a Madre de Dios de las Misericordias para irnos hacia San Mateo. Cogeremos por la ronda para seguir por la calle Ntro. Padre Jesús de las Penas y llegar a la iglesia, que es uno de los primeros puntos que este traslado va a tener, donde la Hermandad de los Judíos nos va a recibir de una forma especial.

De allí nos vamos para la calle Cabezas, otra de las calles históricas que antaño cogía nuestra hermandad, para llegar a la Plaza San Lucas. Ese será el epicentro de la mañana, el llegar hasta este primer templo jubilar, que es el Santuario de San Lucas.

La Hermandad de las Tres Caídas ha tenido a bien recibirnos con todos los honores que Madre de Dios de las Misericordias merece. Será el Señor de las Tres Caídas quien presida la puerta principal y un cortejo de hermanos con cirios hará un pasillo a la virgen para que llegue hasta la plaza.

Hasta ese lugar llegaremos con la Coral Polifónica de San Dionisio y, una vez terminado el acto con la Hermandad de las Tres Caídas, será la Banda de Música de la Victoria, Las Cigarreras de Sevilla, quien ponga los sones musicales hasta la Santa Iglesia Catedral, que también es templo jubilar.

Como decía, vamos a llegar con el tintinábulo y el conopeo y, a partir de ahí, será la Hermandad de las Tres Caídas, con su cruz de guía y hermanos con cirios, la que abra paso a este cortejo que antecede a Madre de Dios de las Misericordias.

Llegaremos a la Catedral en torno a las 11:50 porque la idea es rezar el Ángelus con la llegada de la virgen al primer templo jerezano.

– Ya en la Catedral, ¿cuál es el guion previsto?

A las 17:30 tenemos el Pontifical, al que hay que ir porque no es una celebración exclusiva de la Hermandad del Transporte, esta será la clausura del Año Jubilar Extraordinario de la Misericordia y creo que todos los cofrades y cristianos deberíamos acudir, porque es algo a nivel diocesano. Por ello, la hermandad ha invitado a todas las hermandades de la Diócesis.

Una vez que finalice el Pontifical y se cierre la puerta de la misericordia, comenzará el traslado hasta la Basílica.

Como anécdota, el otro día lo comentaba con el Mayordomo de la Catedral, Don Manuel Lozano, y es que la Hermandad del Transporte no ha pasado por la puerta de la misericordia, ya que nos tuvimos que quedar en la Santa Iglesia Catedral hasta el Domingo de Resurrección. Por ello, el próximo día 13 entraremos por la puerta de la misericordia.

Volviendo al traslado, en torno a las 19:15 será cuando partamos hacia la Basílica y será la Banda del Maestro Tejera quien ponga los sones a Madre de Dios de las Misericordias.

– Además de la procesión, la hermandad ha llevado a cabo una serie de actos para conmemorar el Año de la Misericordia, ¿no?

La verdad es que, por suerte, en la anterior Junta de Gobierno, donde yo estaba como secretario, el hermano mayor tuvo a bien incluirme en esa comisión que se creó con motivo del Año Jubilar de la Misericordia, sin pensar – aunque se hablaba- que sería la titular de la hermandad la que cerraría el año.

Como tú bien dices, hemos tenido un amplio ciclo de conferencias, hace pocas semanas se presentaba el sello conmemorativo que el club filatélico y la hermandad preparamos y presentamos… Y es verdad que he entrado como hermano mayor y me ha tocado esto de la procesión, es cierto que había parte de la misma ya preparada, pero bueno, el grueso nos ha tocado a esta junta de gobierno y gracias a Dios, porque es un regalo el que hemos tenido nada más entrar.

– Un regalo que os habéis tomado bastante en serio, ya que el regreso se va a hacer por todo lo alto, ¿no? Están apareciendo en las redes sociales imágenes de los reposteros con los que engalanaréis la calle Merced. Asimismo, se observa que la juventud está muy implicada con todos los actos de la hermandad.

La verdad es que es toda la hermandad, pero no es menos cierto que el motor fuerte es la juventud y, bueno, el hermano mayor es joven (ríe)… Entonces creo que tiene algo que ver que los más jóvenes tengan esa fuerza, porque yo lo he vivido en la hermandad y todos los errores que quizás yo haya cometido en el grupo joven y demás, hay que intentar limarlos de alguna forma. Por ello, para mí la juventud es parte importante.

Como ya he dicho, ellos van a ser los encargados de vigilia juvenil que va a tener lugar este sábado y en los traslados tendrán un papel relevante. Ellos me dijeron que se querían encargar de engalanar la calle de la Merced; y a ellos se han sumado el grupo de costura de la hermandad y la mayordomía.

Se han hecho alrededor de unos veinte reposteros, que son propiedad de la cofradía, y entre algunos más que nos han dejado, tendremos unos 62 o 63 para engalanar la calle Merced. Además, la misma va tener más luz, ya que estamos acostumbrados, por desgracia, a verla muy oscura.

– ¿Alguna sorpresa que podamos ver el domingo?

Sí, ya hay gente que lo ha visto: la caída trasera, que es la que tiene el escudo mercedario, va a estar puesta delante. Se ha tenido a bien porque Merced es Misericordia y Misericordia es Merced y residimos en la casa de la patrona, que es nuestra gloria,

La saya que va a sacar la virgen es una de Ntra. Madre y Sra. de la Soledad, ya que hemos querido tener un detalle con nuestra corporación hermana. Igualmente, saldrán monaguillos vestidos con el hábito de la Soledad. Esto también se verá el Domingo de Ramos y el Viernes Santo, que saldrán monaguillos del Transporte con el cortejo de la hermandad de la Victoria.

El exorno floral lo dejo para que lo veáis el domingo, pero será algo no habitual en Madre de Dios de las Misericordias. Está en manos de mi Prioste, José Carlos, que para mí es el mejor.

Y realmente poco más, la idea era no cambiar mucho el paso de palio porque queremos que los cofrades que vengan de fuera lo vean como se puede ver habitualmente cada Domingo de Ramos. Además, la virgen va a estrenar un pañuelo del siglo XIX, que ha donado un hermano, y el rostrillo, que es otra donación que un grupo de hermanos ha querido regalar.

– ¿Qué itinerario seguirá el traslado a la vuelta?

Bien, el recorrido será totalmente distinto al que hace habitualmente la hermandad el Domingo de Ramos.

Otro de los datos importantes es que quienes porten la cruz de guía de la hermandad del Transporte serán los hermanos de Bondad y Misericordia, que también tendrán un tramo de hermanos con luz.

Hemos querido tener este detalle porque sabemos que están viviendo unos momentos que no nos gustaría vivir a ninguno, además, ellos también tienen por título ‘Misericordia’ y nos llevamos estupendamente.

Volviendo al itinerario, una vez que salgamos de la Santa Iglesia Catedral, nos dirigiremos hacia la Alameda Vieja y vamos a entrar por la calle Pozuelo y Letrados, unas calles que la hermandad no va a coger nunca un Domingo de Ramos porque nos cruzaríamos con hermandades que vienen. Luego cogeremos por la Plaza de la Asunción, Plateros, Tornería, Porvera, y Ancha.

El motivo de tomar Porvera es que en la calle Chancillería se retirarán nuestros hermanos del Rocío y lógicamente los hermanos de la Soledad en la Victoria, donde nos tienen preparado un regalo para recibirnos.

– ¿Y a qué hora estaréis por la Basílica?

En torno a las 23:45 o 00:00.

El problema es que es domingo, el lunes hay que trabajar y a mí no me gustaría que Madre de Dios de las Misericordias estuviera más allá de las 00:00 en la calle.

– Habida cuenta, por ejemplo, de la cantidad de público que vino a ver el Prendimiento en su vuelta a Santiago, ¿qué afluencia esperáis para el domingo?

A la hermandad han llegado correos de gente de Jaén, Granada, Córdoba… que van a fletar autobuses y nos han preguntado dónde comer y demás.

Yo quiero mucho a Madre de Dios de las Misericordias porque, junto al Señor del Consuelo son mi vida, pero no es comparable con el Prendimiento, porque salió un sábado y el Prendimiento es el Prendimiento.

Yo no sé si vendrá el mismo número de personas, creo que no va a haber esa avalancha de público, además siendo un domingo, que también por las horas es complicado. A mí lo que me importa es que la gente venga a ver a la virgen, alguno se lo perderá, pero bueno…

– Al hilo de la salida del Prendimiento, últimamente ha estado muy en la picota la idoneidad de sacar las procesiones extraordinarias, pero como se ha comentado antes, esta salida ha tenido mucho de preparación. En este sentido, ¿qué ha aportado el Año Jubilar de la Misericordia a la Hermandad del Transporte?

Ha aportado algo muy importante. Y es que hay hermanos que hacía mucho tiempo que no venían por la hermandad y, con todos estos actos que hemos organizado, han vuelto a su casa.

Yo me quedo con todo esto: el grupo joven ha crecido un poco más, la caridad ha aumentado en la hermandad. Parece que como es una de las obras de misericordia, la gente se ha sensibilizado con esto y, en las distintas recogidas de alimentos, que hemos hecho bastantes, se ha volcado.

La hermandad se ha unido en todo esto y están felices. Yo veo caras de personas veteranas que están contentas, te preguntan, te llaman por teléfono y “cuenta conmigo”, este ha hecho una aportación… Por tanto, creo que ha servido para unir un poco más a nuestra hermandad, que es lo importante.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *