Reina y Madre de Misericordia

Madre de Dios de la Misericordia cerró el Año Jubilar con dos traslados cargados de detalles y momentos emotivos

Amanecía sobre Jerez cuando las puertas de la Basílica de la patrona de Jerez, la Virgen de la Merced, se abrían para dar paso a una jornada histórica en la hermandad del Transporte, las cofradías de toda la ciudad y, por ende, también de la Diócesis de Asidonia-Jerez. La ciudad iba a cerrar el Año Jubilar de la Misericordia con la presencia de la Virgen en la Santa Iglesia Catedral, presidiendo el Pontifical que clausuraba el año litúrgico. Para ello, los cofrades de la Merced trasladaron a su dolorosa, Madre de Dios de la Misericordia, hasta el primer templo jerezano por un recorrido íntimo y en el que se respiraron aromas de fraternidad con varias corporaciones del barrio de San Mateo.

En sus inicios, la hermandad accedía al arrabal más antiguo de la ciudad por la Ronda del Caracol y la calle Nuestro Padre y Señor de las Penas, presagio de lo que los hermanos del Desconsuelo habían preparado para tan gozosa ocasión. A las puertas de la iglesia de San Mateo, el Señor de las Penas en un coqueto e íntimo altar recibiría a la dolorosa del Domingo de Ramos.

Los hermanos de ‘Los Judíos’ abrían paso a la comitiva en un pasillo con cirios rojos, esperando la llegada del mercedario palio de la Reina del Transporte. A su llegada, la Virgen posó sus zancos frente al Señor y tras las preces de rigor, la cuadrilla dedicó una levantá a su homónima del Martes Santo.

transporte-extraordinaria-san-mateo-2

Posteriormente, la hermandad hizo lo propio en Santa Marta, donde Madre de Dios del Patrocinio en el altar de la Capilla recibiría a la Reina del Transporte. Allí, adentrándose hasta el patio, se rezaron las preces de rigor para volver a tomar la marcha fijada.

transporte-extraordinaria-san-mateo-3

📷 Así llegó Madre de Dios de la Misericordia a San Mateo

Cara y cruz en un mismo lugar

La hermandad del Transporte volvía a transitar por la calle Cabezas, esta vez en dirección a San Lucas, donde la hermandad de las Tres Caídas recibiría a Madre de Dios de la Misericordia con el Señor de las Tres Caídas en el dintel de la puerta de San Lucas, presentando una magnífica estampa que remataban sus hermanos con cirios formando un pasillo y la alfombra de sal confeccionada la noche anterior por el grupo joven de la cofradía del Miércoles Santo.

transporte-extraordinaria-san-lucas-1

Allí, la dolorosa llegaba acompañada por la solemnidad de la Coral San Dionisio Aeropagita, aunque aguardaba el momento de actuar la Banda de Nuestra Señora de las Cigarreras. ‘Quién te vio y no te recuerda’ (Saeta Jerezana), de David Hurtado, abría el acompañamiento de la banda sevillana tras el palio, mientras que la Reina del Transporte encaraba la puerta de San Lucas.

La Cruz de Guía de la hermandad de las Tres Caídas abría el cortejo desde este punto -anteriormente lo hacían el conopeo y el tintinábulo- hasta la Santa Iglesia Catedral, seguida de un numeroso cortejo de hermanos de la corporación de San Lucas que quiso sumarse al acompañamiento de la Virgen.

Gusto y júbilo hasta la Catedral

El público aumentaba conforme pasaban las horas más tempranas de la procesión, y con él llegaron las marchas tras Madre de Dios de las Misericordias. Marchas clásicas y alegres alternaban el repertorio ofrecido por la Banda de las Cigarreras que les condujo hasta una plaza del Arroyo y el Reducto que presentaba un importante número de personas que esperaban la entrada de la Virgen en la Catedral. A las 11.52h entraba la Reina del Transporte, para posarse sobre el presbiterio del primer templo jerezano, aguardando el Pontifical que se celebró a las 17.30h.

transporte-extraordinaria-catedral-2

Un regreso de contrapuntos

Con un numeroso acompañamiento de representaciones de hermandades de la Diócesis de Asidonia-Jerez, las puertas de la Santa Iglesia Catedral se abrieron a las 19.15h, tras la celebración del Solemne Pontifical del cierre del Año Jubilar de la Misericordia. La Banda de Música del Maestro Tejera afinaba la instrumentación mientras por una de las puertas se vislumbraba el cadente movimiento de las bambalinas del palio de la hermandad del Transporte. De nuevo ‘Quién te vio y no te recuerda’, previo Himno Nacional, abría las puertas de un regreso a la Merced.

001misericordia-transporte-salida-extraordinaria-jerezcofrade

Tercer domingo en la calle en el año 2016 para esta dolorosa -Domingo de Ramos, de Resurrección y ayer- arropada por sus hermanos y resto de cofrades jerezanos. La alegría y el júbilo propios de esta corporación se mezclaba con la solemnidad de algunas composiciones musicales como Cristo de la Expiración -todo un clásico de la Semana Santa de Jerez, que la sevillana banda del Maestro Tejera interpreta a las mil maravillas- en Tornería momentos antes de la saeta y petalá a la altura de la plaza del Clavo.

002misericordia-transporte-salida-extraordinaria-jerezcofrade

Recorrió la Virgen las calles Ancha y Porvera, tras varios años sin hacerlo y en su cruce la Soledad esperaba a las puertas de la Victoria. Allí, ambas corporaciones escenificaron con sus dolorosas el hermanamiento que les une desde hace algunos meses. Madre de Dios de la Misericordia encaraba la puerta principal de la iglesia de la Victoria, sonando entonces ‘Nuestra Señora de la Soledad’ de Germán Álvarez Beigbeder y ‘Pasa la Virgen Macarena’ de Pedro Gámez Laserna.

003misericordia-transporte-salida-extraordinaria-jerezcofrade

La calle Merced esperaba engalanada con reposteros la llegada de la Reina del Transporte y la procesión tomaba aires de Domingo de Ramos, con la algazara propia de la collación de Santiago, felizmente restaurada, que dejó una estampa de sabor a décadas pasadas. Poco después de las 00.00h llegaba la dolorosa a la Basílica de Nuestra Señora de la Merced Coronada, culminando así el trabajo de meses y todo un año litúrgico cuyo epicentro era la Misericordia.

004misericordia-transporte-salida-extraordinaria-jerezcofrade

Es tiempo de hacer balance a un año especial. Es tiempo de guardar en la retina a Madre de Dios de la Misericordia, Reina del Transporte, en un día precioso e histórico.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *