Podríamos fijarnos en Jaén

Alejandro Melero

Andalucía entera prepara la Semana Santa del año 2017. Es un hecho, ya hay horarios e itinerarios en diversas ciudades de la geografía autonómica y las cofradías dan pasos para conformar sus estaciones de penitencia. No obstante, y aunque las fechas navideñas se aproximan peligrosamente, en Jerez ni mucho menos el Consejo está de brazos cruzados. La Unión de Hermandades está a punto de comunicar los horarios e itinerarios que, con alguna incógnita aún sin resolver públicamente, estarán antes de final de año para presentarlos en Fitur el próximo mes de enero.

Los que ya tienen horarios e itinerarios y se encuentran en una etapa de crecimiento latente es la Semana Santa de Jaén. Quizás sea este un artículo un poco random -aleatorio-, habrán pensado ustedes, y llevan toda la razón. La ‘capital del Santo Reino’ tan solo cuenta con 17 hermandades en la nómina de las que procesionan en los días de Semana Santa, incorporándose dos cofradías nuevas el Lunes y el Martes Santo respectivamente.

Una Semana Santa en evolución y también en remodelación, pues la Agrupación de Cofradías y Hermandades de la ciudad jiennense ha aprobado -según publican los compañeros de Pasión en Jaén- la primera fase de la reestructuración de su Carrera Oficial. Esta tiene por objetivo no el cambio de recorrido sino el adecentamiento de los palcos que la conforman, con cambio de color incluido -morado por el actual granate-.

Hace justo un año el entonces presidente del Consejo, Pedro Pérez, en las reuniones preparativas de la Semana Santa hizo hincapié en la necesidad de sanear las infraestructuras, que hay que recordar que son propiedad del Ayuntamiento de Jerez, del que se obtuvo el compromiso de reparación de los mismos, que presentaban un aspecto poco lustroso.

Se habló también de la publicidad en los palcos, asunto que al parecer no se entendió de manera favorable, pero que ya se lleva a cabo en ciudades como Sevilla y que también Jaén ha contemplado, luciéndola en la parte trasera y “siempre del gusto del cofrade” tal y como aseguró el presidente de la Agrupación de Cofradías, Francisco Latorre.

En este sentido el Consejo Directivo de la Unión de Hermandades está trabajando con el Consistorio jerezano en este y otros aspectos que afectan al aspecto de los palcos, síntoma de que la promesa de saneamiento de los mismos no fue llevada a cabo por diversos motivos.

Es un ejemplo de la autonomía de las cofradías de la Semana Santa de Jaén, de la que no gozamos en las cofradías de Jerez, por suerte o por desgracia. Ellos mismos -que son solo 17, recordemos, y su Carrera Oficial es menos extensa que la nuestra- montan y adecentan la fiesta que celebran cada año, que tiene un coste determinado cada año, pero que también les permite hacer y deshacer a su antojo. Todo tiene ventajas e inconvenientes, aunque por lo que parece los cofrades jiennenses están bastante contentos con esta fórmula de trabajo.Sevilla trabaja de la misma forma y, si Jaén puede hacerlo, ¿por qué Jerez no? Quizás podríamos copiarla, o quizás prefiramos mantenernos al amparo -y entiéndaseme desde un punto de vista cordial- del Consistorio que hoy nos puede ayudar -como es el caso- y mañana nos puede perjudicar -como pasó hace no mucho-.

Es el precio que hay que pagar por depender, al menos en este sentido, del Ayuntamiento de la ciudad.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *