El cuento de nunca acabar

Luisma Nigueta

Parecía que los cofrades habíamos dado con la tecla. Después de unos años de cambios, más o menos criticados, la Carrera Oficial había tomado forma definitiva comenzando en la Plaza Aladro. Cierto es que a la Hermandad del Huerto siguen sin solucionársele de manera satisfactoria los problemas que se le plantearon con la ampliación de la Carrera, pero no es menos cierto que el comienzo en Aladro ha tenido muchísimos más halagos que críticas por parte de la opinión pública cofrade y general.

Pero he aquí que cuando todo transcurría con total tranquilidad y nada hacía intuir que pudiese haber algún tipo de cambios en la actual legislatura del nuevo Consejo, una entrevista al Presidente de la Unión de Hermandades, Dionisio Díaz, publicada en Diario de Jerez por el compañero Manuel Sotelino, ha hecho saltar todas las alarmas.

“Quizá la Carrera Oficial de 2018 comience más cerca de la Rotonda”, es el titular que preside la entrevista y que deja muchísimos interrogantes, por lo menos a este que escribe. A nadie escapa que fue un error el ampliar la Carrera Oficial desde la Rotonda hasta el Monumento a las Cofradías. Y más grande aún el llevarla hasta cerca del carruaje del Mamelón. Pero una vez hecha esta ampliación que, recordemos, ya tiene más de 15 años y de provisional tiene poco, querer quitarle al inicio del itinerario oficial de 200 a 300 metros, con los cientos de palcos que ello implica, me parece a mi que va a crear más problemas que beneficios.

Porque, ¿alguien puede explicar dónde piensan meter a tantos abonados? ¿Los van a reubicar, de nuevo, como en aquel desastroso experimento que llevó a cabo el Consejo de Pedro Pérez con la famosa tribuna del Palacio Domecq y que trajo tantas protestas y quebraderos de cabeza a todo el mundo? ¿Piensan acaso subir las tribunas? ¿No recuerdan el famoso “sambódromo” del Arenal que hubo que quitar por las protestas ciudadanas? ¿Nadie tiene en cuenta el sentir del que paga religiosamente su palco y se va a ver envuelto de nuevo en otro cambio de ubicación?

La Unión de Hermandades tiene que velar tanto por las hermandades como por los abonados de los palcos que son, al fin y al cabo y aunque a algunos les cueste admitirlo, los que sostienen parte de esta celebración y que son tan denostados por muchos cofrades. No podemos, ni debemos, perder más el tiempo con estas historias de cambio de Carrera Oficial y que tanto daño nos hacen. Que parece el cuento de nunca acabar.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *