Al lío

Las pamplinas de @JosAntonioNez

Lunes por fín. De esos lunes que hacen que vuelvan los colegios, que vuelven los horarios, que vuelvan esos benditos pucheros y que hacen que, al fin, le digamos bye bye a los mantecados de limón y a los chistes del cuñao.

Déjame que te cuente una pamplina que me pasó el otro día, bueno en verdad me ocurrió ayer mientras quitaba el Nacimiento… que por cierto el Nacimiento es lo único que ocupa una bolsita de farmacia al montarlo y tres palets industriales cuando lo desmontas.

Pues eso, que estaba un servidor de ustedes quitando el Belén cuando agarro a Baltasar de la capa, lo miro fijamente a los ojos y me sale del alma un ” Hijo mío… al altillo del tirón, que ya van a estar las primeras canis sentadas en los bordillos y con los tacones en la mano”

Pues sí queridos amigos, la Precuaresma ya está aquí, ¿que qué es eso de la Precuaresma? Pues ese bendito periodo de tiempo que va desde que entra el ultimo nazareno hasta que sale por la puerta de su casa el primer monaguillo repeinado por su abuela y oliendo a colonia.

Y es que -como todos sabemos- el año se divide en 4 estaciones, a saber: Precuaresma, Cuaresma, Semana Santa y Depresión gorda…todos ellas diferenciadas perfectamente por el nivel de nerviosismo del personal y de lo arrugada que tenga la túnica.

Que bonito ese estado del alma de la querencia de los naranjos a parir el azahar, a que las chaquetas huelan a incienso, a que los varales pidan a gritos compás…¡¡¡Sonríe; ya estamos en Precuaresma!!!

FELIZ LUNES. FELIZ SEMANA. FELIZ PRECUARESMA

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *