A un año de volver a la Catedral

Las hermandades de la Sed y San Rafael cumplen 4 años

El 12 de enero todavía es recordado en la zona sur de Jerez. Hace casi lustro, las entonces agrupaciones parroquiales de la Salud de San Rafael y de la Sed acudían a la Santa Iglesia Catedral para erigirse canónicamente como hermandades de penitencia. Hoy todo es muy distinto, ya que ambas cofradías escenifican la ilusión y el trabajo en uno de los distritos más castigados por la crisis económica, ofreciendo soluciones a las necesidades de sus feligresías y, por ende, a sus hermanos.

La Sed: la sede y su dolorosa, sus mayores logros

La barriada de Puertas del Sur aún no tenía parroquia. La corporación permaneció varios años en una sede provisional, realizando la primera estación de penitencia como hermandad (2013) desde UPACE hasta San Miguel, lugar donde se bendijo la imagen de Elías Rodríguez Picón. Ese mismo año comenzarían las obras de la que sería su sede: San Juan Bautista y Nuestra Señora de la Candelaria.

En abril de 2014, en la finalizada parroquia, la hermandad trasladó al Santísimo Cristo de la Sed para, días después, realizar su salida hasta San Miguel estrenando la túnica de sus nazarenos.

Aún faltaba rematar un año inolvidable para los cofrades de Puertas del Sur. El onubense Elías Rodríguez Picón entregaba uno de los mayores tesoros que posee la hermandad de la Sed, la Virgen del Amparo. Este mismo año la dolorosa recorría por primera ocasión las calles de su feligresía en Rosario Vespertino.

El próximo año, si nada lo impide, volverá a la Santa Iglesia Catedral para hacer estación de penitencia.

San Rafael: paso a paso

La hermandad de la Salud de San Rafael sí disponía de sede canónica. El cambio de la imagen con anterioridad a la erección canónica como hermandad de penitencia proporcionó a la cofradía de mayor empuje en la feligresía, amén de la posterior confección de una túnica diseñada por Fernando Aguado, también autor de la talla.

La estrecha relación con la hermandad del Cristo de la Expiración, corporación madrina, se ha agudizado hasta el punto de hacer estación de penitencia al Convento de San Francisco, donde se encuentra temporalmente la cofradía de San Telmo por restauraciones en su templo.

La importante labor asistencial y de caridad es otro de los pilares importantes en esta hermandad, que ofrece ayuda a diversas familias del barrio que se encuentran en dificultades económicas.

Queda todavía la ilusión de ver a la Virgen de las Aguas, titular ya de la corporación que espera materializar su imagen mariana.

El próximo año, si nada lo impide, también volverá a la Santa Iglesia Catedral para hacer estación de penitencia.

📷 Recordando el 12 de enero de 2013

Fotografías de Adrián Muñoz Vicenti.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *