“El Señor del Amparo es uno de los grandes desconocidos de la Semana Santa”

Entrevista a Juan Luis Vázquez, hermano mayor del Consuelo del Pelirón en Luz de Pasión

Juan Luis Vázquez, hermano Mayor del Consuelo del Pelirón, visitó ayer miércoles el programa ‘Luz de Pasión’ de Ondaluz Jerez a fin de repasar la actualidad en la cofradía que dirige.

– El sábado volvemos a tener en la calle al Señor del Amparo en Vía Crucis, ¿qué ha ocurrido para que esto no fuera posible en años anteriores y haya cambiado?

– Tuvimos que dejar de hacer el Vía-Crucis porque el Señor del Amparo pasaba a procesionar en Semana Santa y ya no se podía realizar el Vía-Crucis en la calle. Este año lo hacemos porque estamos teniendo problemas de espacio en la capilla del Consuelo, algo de lo que nos alegramos, que aquello se nos quede pequeño. El año pasado lo hicimos el primer sábado de Cuaresma y el primer domingo de Cuaresma estaba de besamanos y era complicado realizar el Vía-Crucis en el interior, porque ocupaba una gran cantidad de espacio. Se nos autorizó por parte del obispado hacerlo este año en la parroquia e incluso pensamos poder hacer los cultos allí, algo que plantearemos a los hermanos.

– De algún modo es una vuelta a vuestro origen, volver a la parroquia que fue vuestra casa durante tanto tiempo…

Catorce años estuvimos en la parroquia de las Viñas y cogemos con muchas ganas que el Señor del Amparo vuelva allí. Nos hace mucha ilusión que el obispado haya aprobado este Vía-Crucis.

– ¿Qué detalles podemos saber de este Vía Crucis? Horarios, itinerarios…

Tenemos previsto salir a las 19:00 horas, para llegar sobre las 19:45 horas a la parroquia y colocar la parihuela del Señor en el presbiterio. Se celebraría la misa a las 20:00 horas y a su finalización comenzará el rezo del Vía-Crucis, que terminará, más o menos, a las 21:15, cuando tomemos el camino de vuelta. Está previsto que lleguemos a la capilla del Consuelo a las 22:00 horas.

– Será la cuarta salida del Señor del Amparo, ¿cómo ha cambiado la hermandad desde este estreno?

La hermandad ha girado, no solo en la fisionomía en la calle, sino en los aspectos internos de la hermandad. Poner al Señor del Amparo en la calle le ha venido bien a la hermandad y la gente ha descubierto una nueva cofradía. Ha repercutido incluso en el número de nazarenos. Para mí el Señor del Amparo es uno de los grandes desconocidos de la Semana Santa y yo invito a todos los cofrades de Jerez que se acerquen a verlo al Vía-Crucis o a su besapiés, para que tengan la opción de verlo de cerca.

– Sin embargo, la Virgen fue la precursora de todo…

En torno a la Virgen echamos a andar. Llegó el Señor y no terminamos de romper con él, pero creo que era el momento de poner al Señor del Amparo en valor. Los dos cariños son totalmente compatible y aunque tengamos esa fijación con la Virgen del Consuelo ahí está el Señor del Amparo.

– Cuarto año bajo palio de la Virgen, ¿tendrá por fin su propia corona?

Lo de la corona era una necesidad que tenía la cofradía. Salíamos con una prestada, un problema que nos solucionaba nuestro vestidor Fernando Barea, y ya el año pasado nos la cedió la Amargura, pero pensamos que esto tenía que salir ya adelante. Vimos que era posible que este año la Virgen estrenara la corona y tenemos muchas ganas de vérsela puesta este Miércoles Santo.

– También la hermandad tiene en proyecto esos respiraderos del paso del Señor, ¿cuándo podremos verlos?

Cuando termine la Semana Santa vamos al taller a ver el diseño y demás para que en 2018 salga ya el frontal de los respiraderos. Nos gustaría sacarlo a medida que vaya llegando y que la gente vea que ese proyecto va cogiendo forma y salir con los respiraderos de madera y ese frontal tallado.

– Ese palio os ha costado sangre, sudor y lágrimas sacarlo adelante…

El trabajo que da un palio es como la física cuántica aplicada a la teoría del movimiento, eso es horrible. Cada palio es distinto, tienen muchos condicionantes. Hemos vivido lo que es poner un palio en la calle y es muy complicado, cogiendo medidas y poniendo todo a punto. Cada vez estamos más tranquilos, al principio nos poníamos un poco tenso pero ya está todo bien gracias a Dios. Es muy complicado poner un palio en la calle.

– ¿Cómo veremos al Señor del Amparo en el Vía Crucis?

Vamos a trasladar al Señor en una parihuela que nos ha dejado la hermandad de la Sed, en el que ellos hicieron el Rosario con su imagen titular. Es muy bonita y el Señor ha encajado muy bien en ella.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *