Resumiendo

Vuelven las pamplinas de @JosAntonioNez

Lunes. Segundo lunes después de que los tambores y las cornetas dejaran de resonar por las esquinas de mi pueblo… bueno, en verdad juraría escucharlos aún. Pues eso, que a Dios gracias vuelve a ser lunes.

Os preguntaréis por qué no salió mi pamplina el lunes pasado, os lo explico brevemente: me he llevado 12 días agarrado al último varal del último Palio de vuelta. Después de  negociar con el Ministerio del Interior he decidido soltarme y superarlo…bueno lo de superarlo lo llevo peor.

Déjame que te cuente una pamplina que me pasó en Semana Santa. Te pongo en situación: andaba yo con el cuello como una avestruz esperando ver la última pareja de ciriales que preceden a  mi Vecino, el que hasta crucificado va lleno de vida, cuando escucho decir a mi lado “No os preocupéis que resumiendo te digo que parece que se va a morir pero Él es un ganador, y al final le gana el pulso a la muerte”

Y me hizo pensar…

No se puede hacer un resumen mejor “Que al final Él le gana el pulso a la muerte”. El verdadero y único ganador de la historia: Él. El que cuando parece que le va a poner un punto y final a la historia del mundo saca fuerzas de la nada y expira una vida eterna para toda la humanidad…que grande mi Vecino.

Y mira que es difícil hacer un resumen de la Semana Santa ya que durante una semana es nuestra vida, y resumir una vida es complicado, pero si se hace alguna debería ser esa: Él y Ella, nuestros Vecinos, los únicos ganadores.

El que quiera ver la Semana Santa como única y exclusivamente pasos para delante y detrás en la calle se equivoca. La Semana Santa es mucho más. La música, los olores y los bordados no valen para nada si no sabemos que lo verdaderamente importante son los que van encima del paso…ni debajo, ni detrás, ni delante.

Los niños saben estas cosas mejor que nosotros. Me explico: un niño siempre mira para arriba cuando pasan Ellos… no como nosotros que somos capaces de hacer una paella para 24 mientras pasan nuestro Vecino o montar dos muebles del IKEA mientras pasa un Palio.

Saber estar donde se está, no queda otra…

¡SONRÍE! Todo pasó y volvió a pasar lo que lleva pasando durante siglos: que nuestro Vecino no expira y convierte nuestra vida en la mayor historia de amor que podamos encontrar…la historia de amor de saber que este mundo será eternamente un valle; un valle de sonrisas.

P.D: Ve planchando la túnica que esto ya está aquí.

¡FELIZ LUNES. FELIZ SEMANA. FELIZ PRECUARESMA!

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *