“Tenemos el sueño de que el Cristo de la Salud procesione en una o dos Semanas Santas”

Entrevista a José Antonio González, hermano mayor de Las Tres Caídas, en Luz de Pasión

El hermano mayor de Las Tres Caídas, José Antonio González Leal, visitó ayer el programa Luz de Pasión de Ondaluz Jerez, para repasar la actualidad de la cofradía de San Lucas, que copa buena parte de la información cofradiera de nuestra ciudad con dos grandes proyectos como son la restauración del retablo mayor del Santuario Diocesano -al igual que la Virgen de Guadalupe, titular del mismo- y la posible incorporación del crucificado de la Salud a la cofradía proyectada a corto plazo, siempre y cuando el cabildo de hermanos refrende esta propuesta de la corporación.


– ¿De qué se trata concretamente el proyecto de recuperación del retablo y de la Virgen de Guadalupe?
– Realmente aunque en el tiempo se han unido ambos proyectos, la restauración del retablo era un objetivo que nos marcábamos al inicio de este mandato, al menos la valoración de recuperarlo, porque estaba en condiciones muy desfavorables y que la iglesia de San Lucas continúe siendo un referente en la provincia a nivel artístico, porque está condenado a la pérdida. Nos pusimos manos a la obra pero, tras el aniversario (75) en octubre de 2015, realmente es cuando iniciamos una colaboración con la Casa de Extremadura ‘Virgen de Guadalupe’, un colectivo de extremeños que llevan afincados mucho tiempo en nuestra ciudad y que desempeñan muchas profesiones, mayoritariamente la docencia. En conversaciones con su presidente, José Antonio Rico, nos comentaron que querían iniciar este proyecto conjunto de recuperar este retablo y le hemos plantado cara a este tema.

– ¿Qué lleváis andado en este proyecto?
– Ya tenemos el informe que nos ha facilitado la empresa S&S Restauraciones. El valor económico de la obra va a depender también de que dividamos la acometida en distintas fases o de manera continuada y oscila entre 100 y 120.000 euros. Nuestra idea con este vídeo es sensibilizar a la gente y solicitar la ayuda ciudadana, no podemos esperar a la reacción de las administraciones y se pretende llegar a la gente y que colabore. El gancho es la Virgen de Guadalupe, que es lo primero que se restaurará.

– ¿Habrá que cerrar el templo?
– No, es un proyecto a medio-largo plazo aunque se pueda pensar que se va a realizar ya. Es una llamada de atención porque lo que llevamos trabajado de 2015 es la documentación, preparar esta campaña… Todo.

– Hemos visto que colabora la Casa de Extremadura, ¿en qué grado?
– Su implicación no es económica sino de apoyo y difusión. No es lo mismo una entidad en solitario que contar con este apoyo, porque viven la devoción a Guadalupe en la diáspora.

– En cuanto al cabildo del 5 de mayo, ¿qué se va a proponer a los hermanos?
– Lo dicho, puede parecer que nos hemos vuelto locos, pero son proyectos distintos, que han estado muy meditados y que están coincidiendo en el tiempo. Cuando entramos esta junta de gobierno teníamos como proyectos el afrontar la confección de la túnica bordada del Señor, aprobada por otra junta anterior, y sacar adelante el aniversario. La hermandad, sobre todo en este mandato, lo ha estudiado mucho, descartando opciones y la cuestión es que nos comprometimos a buscar algo viable para presentarlo a los hermanos. Y estamos en ese punto, se dan las condiciones para convocar este cabildo y con el sueño de que el Cristo de la Salud procesione en cuestión de una o dos Semanas Santas.

El Cristo de la Salud, en su último viacrucis / Adrián Muñoz

– Esto es un anhelo de hace mucho tiempo…
– El Cristo llega antes del Cincuentenario, que a los pocos años se restauró, se puso al culto y se añadió al título de la hermandad respetando su advocación, que también fue un debate en el que discutíamos si se le respetaba la advocación a uno de los dos titulares o se cambiaba alguna. Finalmente se decidió mantener ambas y somos la única hermandad que hay en España cuyos titulares cristíferos tienen la misma advocación. Es un anhelo de hace mucho tiempo. Recuerdo cuando nos llevaba Diego Romero a casa con el coche y le preguntábamos “Diego, ¿cabe el Cristo por la puerta” y lo torturábamos con esas preguntas. Hay un trabajo ya hecho, con sus cultos, su besapiés el Miércoles de Ceniza de hace muchísimo tiempo… que no es algo nuevo. Lo que sí es nuevo es la sorpresa de que se acelere todo este proceso.

– ¿Cuándo lo veremos y en qué paso?
–  Las dos preguntas que no puedo contestarte. Esperaremos al cabildo de hermanos, al que hay que exponerle este tema para que se valore, pero nosotros tenemos claro que el planteamiento es a corto plazo. El paso es una obra que ya existe, de corte clásico, de hechura anterior a lo que se concibe ahora los pasos de misterio, que tenía que tener unas reducidas dimensiones. Creíamos que era más inteligente comprar y no hacer una inversión en realizar un paso nuevo porque tenemos otras realidades y otros proyectos. La idea es seguir la línea austera y hay maneras de distinguir dos pasos que son similares.

– ¿Qué acompañamiento musical tendrá el crucificado?
– Eso está todo recogido en el reglamento de régimen interno de 2006, en el que se recogía la hipotética inclusión del Cristo de la Salud en la estación penitencial del Miércoles Santo y cuando nosotros en este mandato hicimos este trabajo de búsqueda introspectiva durante los 75 años de la hermandad, se buscó el antiguo escudo, se incorporó Guadalupe al título de la cofradía y se dejaron claros algunos aspectos de cómo sería el Cristo de la Salud en la calle. En el tema musical iría con una capilla musical o una coral. También iría en su cortejo el Banderín de Belén, con recuerdo a la cofradía de Belén, y el acompañamiento, si lo acordamos las dos hermandades, de nazarenos de la Yedra con cirios al bastón con su túnica verdiblanco. El tercer paso iría entre el Señor Caído y la Virgen de los Dolores.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *