La Virgen de los Dolores, de la Piedad de La Barca, medalla de oro de la pedanía jerezana

La Dolorosa celebra su 50 aniversario

El ayuntamiento de La Barca de la Florida, en pleno extraordinario celebrado el pasado mes de abril y de forma unánime, ha decidido conceder a la imagen de Ntra. Sra. de los Dolores la máxima distinción que le es posible, la Medalla de Oro del pueblo de La Barca.

La misma le será impuesta en el próximo mes de septiembre. Los detalles acerca de la ceremonia de dicha recepción aún están por concretar. Este acontecimiento se suma a los actos previstos con motivo de la celebración en el presente año del 50 aniversario de la bendición de la imagen y su llegada al pueblo de La Barca.

Esta noche, su hermano mayor, Dionisio Álvarez, nos visitará en el programa 🎙 LA LEVANTÁ para contarnos los detalles de este aniversario.

Nuestra Señora de los Dolores

Nuestra Señora de los Dolores es obra del imaginero jerezano D. Manuel Prieto Fernández. Fue tallada en el año 1965 para una hermandad de la ciudad de Jerez, a la que no llega a gustar debido a la juventud que presentaba su rostro. Esta hermandad la adquiere en 1967, gracias a la intersección de un hermano que consiguió que se convirtiera en su titular mariana. Se trata de una imagen de candelero, realizada en madera de pino, de delicada expresión de dolor que nos recuerda al modelo de virgen niña.
El autor, debido a los avatares de la historia, le pierde la pista a su obra hasta que en el año 2000 oye hablar, en un programa cofrade de Onda Jerez, sobre una imagen dolorosa en el pueblo de La Barca que lo pone en alerta. Ese mismo año, aprovechando el besamanos de la imagen se presenta en La Barca, y tras comprobar su firma confirma que se trata de su obra, a la que llamó desde entonces: “Mi Niña perdida”, la flor de La Barca de la Florida. Desde ese año, D. Manuel Prieto no faltó al besamanos de la imagen, compromiso que siguen manteniendo sus familiares tras la muerte de este.
Desde su adquisición, Ntra. Sra. de los Dolores ha procesionado en solitario en su propio paso,  aunque no bajo palio. A comienzos de este siglo, empieza a hacerlo a los pies del Santísimo Cristo de la Piedad y junto al discípulo amado, formando parte del misterio y único paso de esta hermandad.
La imagen de Ntra. Sra. de los Dolores sigue manteniendo su impronta original, tal como afirmaba su autor, a pesar de que ha sido intervenida en varias ocasiones. En la década de los 90, el jerezano D. José Carlos Gutiérrez restaura la cabeza y manos de la imagen. La segunda intervención se produjo en 2009, en la que se sustituye el candelero original por uno nuevo realizado en madera de cedro, por el imaginero D. Ismael Rodríguez Viciana.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *