Mi cartel del Corpus

Manuel Salado

Tenía una cosa muy clara. El centro del cartel y la llamada fundamental sería el círculo de la Sagrada Forma. Éste tendría el único espacio de blanco puro, intenso y limpio en toda la composición. Al ser un cartel luminoso y colorista, mi reto era conseguir que aunque otras partes de este llamasen la atención, permanentemente el círculo blanco tuviera el poder de atracción hacia sí.

Consideré que apareciera la custodia procesional del Maestro Mateo, que es la que se utiliza en la carroza del Corpus. Es esbelta, vistosa y tiene un bonito dibujo. Hasta ahí todo bien y ya tenía el fundamento.

De ella saldrían las ráfagas que inundarían el celaje abierto al fondo donde se vislumbrarían azuleando en suaves tonos, algunas parroquias donde se celebran también con esmero procesiones de Corpus. El templo de San Miguel, el de San Marcos, el de Santiago y como no el de mi querida Parroquia de Santa Ana, donde he tenido la oportunidad de acompañar durante algunos años al Santísimo en procesión. Coronando todo estaría el templo principal, que no es otro que nuestra Catedral que se eleva sobre el resto.

¿Qué faltaba? Un fondo que destacara más si cabe a la custodia. Una tela de damasco de diversos dibujos y de color crema, sería el telón protector que guardaría lo inmaculado, lo que el cristiano considera más importante.

¿Y cómo terminaría la composición rematándola para que se viera reflejado el compromiso de nuestra hermandades para con esta fiesta del Corpus? Pues estaba muy claro. Durante años las cofradías de Jerez hemos depositado al paso del Santísimo coloristas alfombras de flores.

Y así dispuse un suelo en cierto modo luminoso donde rosas de distintos colores y formas reflejarían la variedad y particularidad de nuestras corporaciones. Unas aparecerían completas y otras ya despetaladas, que se depositarían a los pies de la custodia. Ese es nuestro permanente homenaje. Trabajar en el suelo para quien está en los Cielos.

Se completa la ilustración con el necesario texto integrado, pues no hay cartel sin la conjunción de imagen y texto. Elegí una tipografía clásica con referencias a tiempos pasados, moviendo los tamaños he incluyendo una pequeña hoja como detalle barroco. El color rojo oscuro en esta tipografía representa a la Sangre de Cristo en contraste y complemento con el blanco del Cuerpo de Cristo.

Y arriba JEREZ, con el mayor cuerpo de texto y en azul para denotar que en estos momentos donde algunos cuestionan nuestra fe, demostrar que en Jerez es importante esta fiesta. Que nos pertenece por tradición y devoción, y que aquí estamos los cofrades y el pueblo jerezano para defenderla.

En definitiva muchos días y noches de pinceladas ilusionadas que solo pretenden agradar y manifestar que el próximo día 18 de Junio de 2017 será la fiesta del Corpus Christi en Jerez.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *