Becando la ejemplaridad educativa en el barrio de La Granja

La Hermandad del Soberano Poder entrega a 12 alumnos del CEIP Elio Antonio de Nebrija una beca que promueve la ejemplaridad, con un cheque de material escolar, por sexto año consecutivo

Este año han vuelto a ser 12 los alumnos que han recibido su beca como alumno ejemplar, a proposición del personal docente del CEIP Elio Antonio de Nebrija, de la barriada de La Granja. Ya son 6 años los que la Hermandad del Soberano Poder lleva promoviendo la ejemplaridad de los alumnos en colaboración con el mencionado centro público, reforzando su presencia en todas las esferas y espacios del barrio.

Su hermano mayor, Antonio Manuel Salvador, fue el encargado en la jornada de ayer de acudir al centro para la entrega de estas ayudas a los jóvenes a los que sus profesores han creído más merecedores de beneficiarse de la acción social de la corporación del Miércoles Santo.

Antonio Manuel Salvador (dcha.) tras hacer entrega de las becas en el CEIP Elio Antonio de Nebrija / Facebook

La idea surgió de las necesidades derivadas de la crisis económica. “El Barrio de La Granja, en su mayoría gente obrera, se vio muy afectado, y aún lo sigue estando”, asegura Salvador a este medio. No obstante, la corporación ya trabajaba anteriormente con este centro: “Como se suele decir “sembramos las semillas”, algunas caen por el camino, otras entre rocas y espinos, y la mayoría caen en tierra buena, crecen y producen muy buena cosecha. Ofrecemos a aquellos alumnos con falta de medios, y a quienes el profesorado veía conveniente, la posibilidad de poder vestir el hábito nazareno, sufragado por la hermandad, y así poder pertenecer a nuestra cofradía”.

Como dice el Papa Francisco “Practicar la caridad es la mejor forma de evangelizar”

La iniciativa de la beca a la ejemplaridad dota de material al alumno que la obtiene, recibiendo un cheque libro canjeable en un establecimiento concertado. “No solo es intención ofrecerles un bien económico a estos alumnos y a sus padres, sino también abrirles las puertas de nuestra hermandad, de la iglesia”, afirma Antonio Manuel.

Son los profesores los encargados de escoger a los chicos o chicas a los que va destinada esta iniciativa, no obstante son quienes conocen perfectamente al alumnado. “Ellos conocen no sólo la falta de medios o dificultades, sino actitudes, conducta ejemplar, el compromiso con sus obligaciones, ser un ejemplo para sus compañeros… de ahí su nombre, ‘Premios Soberano Poder Alumno Ejemplar'”.

Todo sea por mejorar nuestra sociedad, animar a los jóvenes a que obtengan una buena educación y preparación, y por supuesto que el Soberano entre en sus corazones

Esta labor ha dado sus frutos en el seno de la cofradía, puesto que “han sido en torno a 50 alumnos los beneficiados de esta beca y, contando con los premiados de las túnicas, habremos llegado a los 100 aproximadamente”.

Los cofrades del Miércoles Santo demuestran así cómo llevar a cabo una labor verdaderamente importante en su barrio, castigado por la crisis económica como pocos en nuestra ciudad. Son ellos precisamente los que sueñan con una acción social de mayor calado: “ojalá llegue el día en que la Hermandad pueda pagar carreras a estudiantes ejemplares, que seguramente llegará”.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *