Arraigo

Las pamplinas de @JosAntonioNez

Lunes. Primer lunes de julio. Vamos, que la mitad de vosotros estáis ya en modo “codo en chiringuito y odio eterno al pantalón largo”. En fin, que para los playeros y los currantes es lunes, pues al lío a echarte la crema o a ponerte la cobarta.

Déjame que te cuente una pamplina que me pasó en ese lugar donde se cumplen todos tus deseos: pides algo y tu mago particular de la lampara con tiza detrás de la oreja te lo coloca por delante. Exacto, la barra de un tabanco.

Pues eso, que estando en ese lugar privilegiado escucho decir al paisano de mi vera: “No hay más arraigo para un barrio que tenerlo a Él de Vecino”.

Ole ahí. Mi paisano había sentenciado lo que mi barrio lleva tiempo sintiendo: somos más barrio desde que Él llegó de Huelva. Un choquero quitando la Sed en Jerez…
Quien pueda que empate.


¿Arraigo, que no sabes qué es el arraigo? Pues…

El arraigo no es más que pasar por delante de su casa y santiguarse…ese es nuestro particular “Buenos días, Vecino” .

El arraigo no es más que saber que Él es el primero en recibirnos cuando llegamos al barrio, Él y su abrazo infinito… si vives en mi barrio jamás te podrás sentir solo.

El arraigo son niños enraizando sus creencias gracias a que Él les abre las puertas de la Fe…puertas que en el Sur Él custodia para el bien de nuestras almas.

El arraigo se subraya con la sonrisa de una muchacha guapa que no es más que nuestro AMPARO…
En Puertas del Sur jamás seremos personas desamparadas y todo gracias a Ella.

El arraigo es buscarlo y encontralo cuando ese alma camina perdida como nazarenito en su primera estación de penitencia…
No hay mayor ALEGRÍA para el barrio que tenerlo a Él como eterno pavero.

El arraigo es saber que si Él no hubiera llegado estaríamos buscándolo…y seguro que tarde o temprano Él nos encontraría, como nos encuentra día a día cuando lo necesitamos.

El arraigo es Él…y es Ella.


¡SONRÍE! Nuestro Vecino seguirá calmando nuestra Sed y nuestra Vecina seguirá siendo el Amparo de nuestro barrio…es decir, de nuestras almas.

¡VIVA EL ARRAIGO A MI CRISTO DE LA SED CARAMBA!

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *