Un tumulto causa el pánico durante la procesión de la Merced

Imágenes: Ondaluz TV

La procesión de la Virgen de la Merced, patrona de la ciudad, se ha visto afectada en la tarde de este domingo, durante unos minutos, por un tumulto registrado en la plaza Rafael Rivero que ha llevado el pánico al público concentrado en la misma para presenciar el paso del cortejo.

Los hechos han acaecido en torno a las ocho de la tarde, cuando la procesión, procedente de la calle Tornería, se adentraba en la plaza Rafael Rivero en dirección hacia San Marcos. Según testigos presenciales, en el momento en el que la agrupación musical San Juan, que abría el cortejo, se adentraba en la plaza, el portador de un carrito de chucherías procedente de Alameda Cristina ha pedido al público que le dejara pasar para introducirse en el recorrido, originándose una discusión verbal, momento en el que comenzó a originarse el tumulto y el público comenzó a expandirse por la plaza y en dirección a locales y calles aledañas en busca de refugio.

La sensación de pánico fue in crescendo en el momento en que los integrantes la agrupación musical, que interpretaba una marcha en ese momento, suspendió los sones al apreciar las carreras a su alrededor y rompió filas: algunos salieron corriendo en dirección hacia San Marcos y otros retornaron hacia Tornería, donde aún se encontraban algunos de los músicos, según nos cuentan desde el lugar de los hechos nuestros compañeros de Ondaluz TV.

Hasta la zona llegaron agentes de la Policía local y de la Policía Nacional para intervenir y calmar los ánimos, así como para levantar acta por lo sucedido.

La procesión, una vez vuelta la calma a la plaza, volvió a reorganizarse y siguió su curso por el itinerario oficial sin más problemas, después del susto y las escenas de pánico vividas, con alguna caída  incluida.

Solo quedamos a la espera de conocer el informe policial sobre lo ocurrido y, asimismo, si la situación vivida afectará a futuros dispositivos de seguridad coordinados por el Ayuntamiento.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *