Cuando las barbas de tu vecino veas pelar…

La filtración del cartel, al igual que ocurrió en 2014 en Sevilla, deja muy tocado al Consejo Directivo de la Unión de Hermandades

Lo ocurrido ayer en Jerez con la filtración, a través de las redes sociales y WhatsApp, del cartel de la Semana Santa de 2018, obra de Fermín García Villaescusa, y que estaba previsto presentarse el próximo mes de enero en los Museos de la Atalaya de nuestra ciudad, tiene un precedente en Sevilla. Ocurrió con el cartel oficial de la Semana Santa hispalense del año 2014, cuando también a través de las redes sociales y WhatsApp fue filtrada la obra, en ese caso, de Beatriz Barrientos.


Un cartel -recuerden- en el que aparecía el misterio de Santa Marta rodeado por una nube de incienso, con un acólito turiferario delante y, al fondo, la Giralda.

Cuatro años después, se repite la historia. Ahora ha tocado aquí. “Barbam propinqui radere, heus, cum videris, prabe lavandos barbula prudens pilos”. Una filtración que, según el comunicado oficial de la Unión de Hermandades, se ha producido por un error del pintor al enviar la fotografía a una persona de su confianza, pero que abre una nueva herida en el Consejo Directivo, institución que ya está muy dañada por las filtraciones aparecidas en un periódico local sobre la que puede ser la nueva Carrera Oficial a partir de 2018. Esa misma que quiere nuestro ayuntamiento para ganar en seguridad y que ayer, precisamente ayer, fue tema de debate tras la pelea y posterior estampida producida cuando el cortejo procesional de Nuestra Señora de la Merced transitaba por calle Tornería y plaza Rafael Rivero.


Y es que, como decía el presidente del Consejo General de Cofradías de Sevilla en 2014, Carlos Bourrelier, “tú no sabes si el que está sentado a tu derecha es el Judas que te está traicionando continuamente…”.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *