“La Virgen está preciosa”

Los hermanos de la Coronación han recibido con mucha alegría a su dolorosa

La Virgen de la Paz en su Mayor Aflicción fue repuesta al culto en el día de ayer, en el que permaneció expuesta a la adoración de los fieles en la Capilla de los Desamparados durante toda la jornada. Muchos fueron los hermanos y devotos que se acercaron a la sede de la Hermandad de la Coronación de Espinas para ver, de primera mano, la vuelta de una restaurada dolorosa que ha estado fuera de su casa desde el pasado mes de mayo.

Desde las 10:00 horas, momento en el que se abrieron las puertas, no cesó el discurrir de personas por la capilla de la calle Arcos. El sentimiento de alegría entre los que llegaban era unánime y lo que más se repetía era que “la Virgen está preciosa”. La imagen llega en las vísperas de la festividad de la Expectación de la Virgen, vestida con un manto verde para la ocasión. “Qué larga se ha hecho la espera, qué ganas tenía de que volviera a casa, el vacío que había era enorme”, nos comentaba uno de los hermanos de la corporación.

Ofrendas florales y muchísimas plegarias se repitieron a lo largo de una jornada en la que se alababa “el gran trabajo que han realizado Cristina Espejo y Pepa Segura con la Virgen”. Unas restauradoras que ahora echan de menos a la dolorosa en su taller “ya que nos habíamos acostumbrado a tenerla allí, la sensación de entrar y no verla allí ha sido extraña, pero la alegría de ver a los hermanos tan ilusionados y satisfechos con ella es mejor”, destacaba Segura.

Otro hermano hacía referencia a que “ha impactado la primera toma de contacto, sobre todo por la diferencia en el tono de piel, pero más me preocupaba lo que no se ve, que hacía mucha falta que se restaurase. Por lo demás, la Virgen está guapísima, aunque sí es verdad que siempre lo ha estado”.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *