“Las mujeres no deben temer a optar a ser hermanas mayores”


Inmaculada Vadillo preside desde hace apenas unas semanas la junta de gobierno de la Hermandad del Soberano Poder, habiéndose convertido por tanto en la segunda hermana mayor de una cofradía jerezana. Al igual que ocurriera hace tres años con Eva Castañeda en El Perdón, la suya fue la única candidatura presentada al cabildo de elecciones.

Vadillo asume el cargo después de acumular una larga experiencia en la junta de gobierno. “He estado en la junta desde 2004, cuando nos hicieron hermandad, excepto en una legislatura. En este último mandato llevaba la vocalía de Secretaría”, explica. Cuando hace unos meses se abrió el proceso electoral, asumió que posiblemente ningún hermano optara a presidir la junta de gobierno, lo que le llevó a dar el paso definitivo. “Después de sondear a algunos hermanos me di cuenta de que no había ningún candidato. Entonces traté de crear un equipo de gente que quisiera trabajar conmigo, y en el momento en el que lo tuve decidí seguir adelante”, recuerda.

Inmaculada Vadillo no oculta que ya se había planteado la posibilidad de ser hermana mayor de la cofradía de La Granja, pero admite que “igual no lo veía como algo tan inmediato”. Reconoce que el ejemplo de Eva Castañeda ha podido contribuir a “normalizar ante la sociedad” la figura de la hermana mayor, pero en su caso no ha sido determinante. “Sin el precedente de Eva me hubiera presentado igualmente. Espero que esto sirva para que muchas mujeres que sé que están capacitadas se presenten, que no tengan miedo por el hecho de que este sea un mundo en el que predominen los hombres”, afirma.

El objetivo que se ha marcado para el mandato que ahora comienza pasa por dotar a la hermandad de una casa en la que guardar los enseres y desarrollar su actividad. “La parroquia tiene muchos grupos y no hay espacio físico para todos. Los enseres están en una nave que no es nuestra y eso es un dinero que se nos va todos los años”, explica, expresando su deseo de recuperar la parcela que se encuentra frente a la parroquia, para lo cual ya se han iniciado las oportunas conversaciones con el Ayuntamiento.

Más allá de ese objetivo material de la casa, la Hermandad del Soberano Poder quiere trabajar “mano a mano” con Cáritas para trabajar en favor de La Granja, que es “una barriada muy grande, con mucho paro y con muchas personas mayores”.

La tercera hermana mayor, en breve

A Eva Castañeda, en El Perdón; e Inmaculada Vadillo, en El Soberano Poder; le puede seguir como tercera hermana mayor Marisa Palomares, que es la única aspirante al cargo en la Hermandad de la Vera Cruz una vez finalizado el periodo de presentación de candidaturas. Palomares ya trabajaba en la Diputación de Obras Asistenciales.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *