El busto que cuestiona la incineración del primitivo titular de La Cena

La imagen inicial fue realizada por Francisco Pinto hacia 1954, sustituida poco después y supuestamente localizada ahora en un anticuario

La imagen original y el busto ahora restaurado

La Hermandad de la Cena rinde culto desde el año 1967 a una imagen realizada por Luis Ortega Bru. Con anterioridad tuvo otros dos titulares. El primero de ellos fue realizado por Francisco Pinto Berraquero y procesionó por primera vez en 1955. Poco después fue sustituido por una antigua imagen de San Cayetano oportunamente adaptada como imagen de Cristo. La versión que siempre se ha conocido en la cofradía es que la primitiva imagen fue incinerada, depositándose sus restos en el interior de la actual. Sin embargo, la reciente aparición en un anticuario de un busto prácticamente idéntico al primitivo de Pinto Berraquero hace tambalear esa historia.

El primer sorprendido es el propio hermano mayor de la cofradía, Manuel Muñoz Natera. “Llegué a la hermandad en 1966, con apenas 15 años y la imagen actual es de 1967. Lo que siempre nos contó Pepe Soto -mayordomo de la hermandad y sacristán de San Marcos- es que la primitiva imagen se quemó”. Ahora bien, puede que el busto que ha aparecido ahora se corresponda con otra obra de Pinto “igual” a la que hizo para la Hermandad de la Cena…, o puede que aquella primera imagen nunca llegara a destruirse.

A Francisco Pinto Puerto -hijo de Pinto Berraquero- le extraña que su padre hiciera dos imágenes tan similares tratándose además de un encargo que venía de una hermandad jerezana que entonces daba sus primeros pasos y en cuya comisión organizadora se encontraban personas que le resultaban bastante conocidas, como José Ramón Fernández Lira o José Guerra Carretero. No obstante, Pinto Puerto va a indagar en sus archivos por si pudiera darse el caso de que su padre realizara una obra similar a aquella que fue titular de la Hermandad de la Cena.

Restauración de Arroyo y García

Sea como fuere, la imagen que se presume pudo ser primera titular de la Hermandad de la Cena ha sido restaurada por Ángel Arroyo y Javier García. Arroyo sostiene que, “con gran certeza”, puede tratarse de aquella imagen, entre otras cosas porque “la fisonomía y morfología del busto concuerdan absolutamente con aquella primigenia imagen de Pinto”. La obra se encontraba en “deficiente” estado de conservación, presentaba grietas y había sido repintada. El trabajo ha tratado de devolverle el esplendor perdido con el paso del tiempo y la intervención del hombre.

De momento no se sabe qué va ocurrir con ella. La Cena no se ha planteado adquirirla, entre otras cosas porque no tiene garantías de que se trate de su antigua imagen titular

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *