JerezCofrade.tv en RRSS

NOTICIAS

Las Viñas ya está lista para abrir al culto seis meses después

Se ha intervenido fundamentalmente en el techo, aprovechándose la ocasión para dotar al templo de una solería de la que carecía

La parroquia de las Viñas ya está lista para su reapertura al culto tras un cierre temporal que se ha prolongado por espacio de seis meses.

La clausura se produjo a principios del pasado mes de junio después de que se observaran una serie de desprendimientos en una zona concreta del templo. A partir de ahí, toda la actividad parroquial se ha trasladado a la sede de la Hermandad de la Exaltación, donde se habilitó un oratorio.

Las obras han permitido la rehabilitación integral del techo. Además, se ha aprovechado para colocar una solería de mármol, toda vez que el suelo que existía hasta ahora era de cemento.

De igual modo se ha actuado en los accesos con el objetivo de eliminar algunas barreras arquitectónicas, sustituyéndose también las vidrieras.

La última intervención de cierta envergadura ha afectado al acceso principal al templo, que ha ganado algo de altura al elevarse el coro.

Tanto el Santísimo Sacramento como el Cristo de la Exaltación, María Santísima de la Concepción o la Virgen de las Viñas -que es la titular de la parroquia- se encuentran ya en el interior del edificio, donde este lunes se acometían algunas labores de limpieza y se procedía a la colocación de los bancos que estos últimos meses han permanecido en ese oratorio provisional improvisado en la sede de la cofradía.

En estos próximos días se celebrará una misa de acción de gracias que supondrá la reapertura formal al culto de la parroquia, que ya empezó de algún modo a latir en la noche de este domingo con el regreso bajo palio de María Santísima de la Concepción. De hecho, ya este lunes se ha celebrado la eucaristía en la capilla del Sagrario, lugar en el que se mantendrá el culto diario a la espera de esa misa de acción de gracias.

La parroquia de Nuestra Señora de las Viñas debió ser clausurada al culto como consecuencia de unos desprendimientos que se produjeron a principios de junio coincidiendo con la celebración de la eucaristía.

Los desprendimientos se localizaron en una de las naves laterales del templo y eran de pequeña envergadura, pero a pesar de ello dejaban a la vista parte del forjado y la intervención se hacía imprescindible para evitar males mayores.

Ya en el exterior de la parroquia se habían observado problemas de características similares. Tanto el templo como esos soportales que caracterizan a su entorno más próximo fueron levantados en la década de los cincuenta.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!

…y en Facebook!

Publicidad