JerezCofrade.tv en RRSS

▶️ VÍDEOS

Besamanos sin beso, pero con idéntico seguimiento

Las medidas aconsejadas desde la Diócesis no mermaron la asistencia a estos actos

Casi una veintena de imágenes estuvieron este domingo expuestas en ceremonias de besamanos y besapiés en diferentes templos de la ciudad coincidiendo con la celebración del segundo domingo de Cuaresma.

La jornada se desarrolló con normalidad a pesar de las recomendaciones dictadas en la tarde del sábado por el Obispado de Asidonia-Jerez para evitar la propagación del coronavirus, centradas fundamentalmente en que los devotos de los imágenes se abstuvieran de besarlas o tocarlas.

La mayoría de hermandades trasladaron esa información a las personas que acudieron a los besamanos o besapiés de sus imágenes, que por regla general sustituyeron los gestos habituales por otros que no implicaran contacto físico con ellas.

El caso es que esas medidas de prevención no implicaron en modo alguno una merma en la asistencia de cofrades a este tradicional encuentro con las imágenes.

Relacionado Un virus sin vacuna

Entre ellas se encontraban la Virgen de la Paz en su Mayor Aflicción, Nuestra Señora de Loreto, Nuestra Madre y Señora del Traspaso, el Cristo de la Clemencia, el Señor del Consuelo, la Virgen del Socorro, el Cristo del Perdón y María Santísima del Perpetuo Socorro, el Cristo de la Buena Muerte y la Virgen del Dulce Nombre, Nuestra Señora de las Lágrimas, Jesús de la Paz y María Santísima del Refugio, la Virgen del Encuentro de la Hermandad de la Misión, la Virgen de la Luz del Resucitado, el Cristo de la Salvación o la Virgen de la Confortación.

Monseñor Mazuelos, que además de obispo de Asidonia-Jerez es médico, reconoció a través de un comunicado que a día de hoy “faltan datos para establecer medidas cautelares drásticas” ante esta epidemia, pero consideró “fundamental” que aquellas personas “que padecen enfermedades respiratorias” no acudan a actos “masivos” y sí lo hagan por el contrario “a los servicios sanitarios para descartar la enfermedad cuando los síntomas así lo aconsejen”.

Al mismo tiempo, el prelado hizo una serie de recomendaciones de cara a la celebración de actos en el interior de los templos -como las ya conocidas sobre el desarrollo de besamanos y besapiés- y no pasó por alto la conveniencia de “evitar el miedo y el sensacionalismo”.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!

…y en Facebook!

Publicidad