JerezCofrade.tv en RRSS

NOTICIAS

Díaz y Perea coinciden en que no es momento para procesiones ‘magnas’

El presidente del Consejo y el delegado diocesano entienden que las cofradías deben comprometerse ahora con sus hermanos en lugar de pensar en extraordinarias

El presidente del Consejo local de la Unión de Hermandades, Dionisio Díaz; y el delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, Joaquín Perea, concidieron ayer en que no es momento de plantear la organización de procesiones extraordinarias como acción de gracias por el final de la pandemia una vez que se consiga erradicar el virus.

De este modo, ambos trataron de acallar las peticiones de algunos cofrades que, a título particular, ya demandan incluso la celebración de una procesión magna. Ambos participaron ayer en el programa Luz de Pasión, que se emite en 7 TV Jerez.

Díaz tiene claro que “ahora mismo” ni el Consejo ni las hermandades están “para pensar en eso”. “Es cierto que la gente habla, pero primero tenemos que salir de lo que tenemos entre manos, que es muy grave”, dijo, en alusión a la expansión del virus.

Llegado el caso “ya habrá ocasión de celebrar y festejar lo que haya que celebrar” y el Consejo “escuchará a los cofrades y pedirá lo que haya que pedir”, desde el convencimiento de que el obispo de Asidonia-Jerez, José Mazuelos, será receptivo a celebrar la erradicación del virus.

Perea se expresó en términos similares e instó a quienes piden una procesión magna a “rezar” para que “Dios nos escuche” y “podamos salir de esta”. “Lo que estamos viviendo es muy gordo, así que hablar de una procesión magna ahora no tiene ningún sentido”, añadió.

Es más, el delegado diocesano de Hermandades y Cofradías abogó por plantear iniciativas de carácter social que de algún modo contribuyan a sobrellevar esta crisis. “Eso es lo que nos tiene que mover en ese momento. Mi aplauso a esos grupos de costaleros y hermandades que se han ofrecido a facilitar a las personas mayores que no pueden salir de casa aquellas cosas que necesitan. Eso es lo que nos debe ocupar ahora. De lo otro, si Dios quiere, siempre se puede hablar más adelante”, zanjó.

Sin adelanto electoral

Cuando alcanzó la presidencia del Consejo local de la Unión de Hermandades, Dionisio Díaz expresó su voluntad de no agotar el mandato de cinco años que marcan los estatutos y que vence en julio de 2021.

Hasta la suspensión de la Semana Santa, su idea pasaba por abrir el proceso electoral tras la Pascua de Resurreción.

Sin embargo, en el escenario actual parece dispuesto a no dar ese paso y agotar su mandato. “Marcharnos ahora del Consejo sería una irresponsabilidad, porque está todo manga por hombro. Yo me considero una persona responsable y creo que eso no sería bueno ni para el Consejo actual ni para el que pudiera entrar, así que lo más sensato es que nos quedemos, terminar la gestión el año que viene de la manera más correcta posible y que quien llegue pueda empezar en condiciones. Posiblemente nos quedemos un año más, pero todavía está por decidir”, admitió.

De ser así, todo apunta a que Pablo Baena sería el pregonero de la Semana Santa de Jerez de 2021, algo que tanto Dionisio Díaz como sus compañeros de Consejo entienden sería “lo más acertado”, entre otras cosas porque “se lo merece” tras el trabajo realizado en los últimos meses.

Díaz agradeció por último las muestras de apoyo que está recibiendo en estos últimos días por parte de los hermanos mayores, que de manera “unánime” han respaldado la decisión de suspender las salidas procesionales previstas para esta próxima Semana Santa. “Eso es muy de agradecer porque han sido momentos muy duros y es muy fácil equivocarse, pero nos hemos encontrado con mucha unidad. A partir de ahora la vida sigue, tenemos que seguir confiando en nuestros titulares y esperar al año que viene”, subrayó.

Tranquilidad para los abonados

Dionisio Díaz trasladó un mensaje de tranquilidad a los abonados de palcos y sillas de cara a la devolución del dinero que han aportado estas últimas semanas.

En este sentido, el presidente de la Unión de Hermandades recordó que la devolución de estas cantidades deberá ser acordada por el Consejo conjuntamente con el pleno de hermanos mayores, que se reunirá a tal efecto cuando las condiciones sanitarias así lo permitan.

“Que estén tranquilos porque velaremos por sus intereses y en el peor de los casos el abono de este año serviría para el año que viene”, apuntó.

El plazo para la renovación de abonos concluyó el pasado viernes.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!

…y en Facebook!

Publicidad