JerezCofrade.tv en RRSS

NOTICIAS

Algo más que un abrazo

Aquel gesto del desaparecido monseñor Bellido con un jovencísimo Angel Heredia significó un antes y un después en la Semana Santa de Jerez

Ángel Heredia abraza al primer obispo de la Diócesis de Asidonia-Jerez, Monseñor Bellido Caro

Con la túnica en el ropero, con la medalla en el respaldo de la cama y con la esperanza de que llegarán nuevos y prontos tiempos, el cofrade se centra en su labor periodística, aunque sea en el confinamiento impuesto por la pandemia que ha azotado con inusitada virulencia a este país que se sigue llamando España. Mesa, ordenador, apuntes, móvil y la televisión permanentemente conectada a 7TV Jerez que está haciendo una labor extraordinaria en primerísima línea de la información en estos momentos excepcionales.

También hay tiempo para rebuscar en el baúl de los recuerdos y ahí, entre ellos, esa Magna de 2000 que tantas imágenes grabó para siempre, aunque de todas ellas, irrepetibles, o casi, la mayoría, yo me quedo con ese abrazo del ya desaparecido monseñor Bellido Caro con un jovencísimo hermano mayor Ángel Heredia cuando la Hermandad de la Clemencia pidió la venia, en los medios de la Rotonda de los Casinos, para entrar en Carrera Oficial por vez primera en la historia. Y es que en ese gesto hubo algo más que un abrazo. Era el fin de una etapa de la Semana Santa de Jerez y el comienzo de otra.

La Clemencia fue hermandad veinticinco años después de que El Perdón rompiese esa hermética cifra de veintinueve cofradías. Tardarían los de San Benito cinco años en hacer estación de penitencia en la Catedral pero, a partir de ahí, la nómina cofrade jerezana ha aumentado en un cincuenta por ciento. El Soberano, El Consuelo y La Redención en 2004; La Paz en 2006; La Entrega en 2011; Pasión y La Mortaja en 2012; La Sed, La Salvación y La Salud de San Rafael en 2013; La Bondad y Misericordia en 2014 y La Misión en 2016 se sumaron.

Además, La Humildad y Paciencia, que era hermandad pero sin poder procesionar, ya lo hizo en 2008 y La Resurrección pasó de ser controlada por el obispado y sin penitentes a una hermandad con junta de gobierno y nazarenos. Ese abrazo fue un antes y un después de una Semana Santa cortita y abarcable a esta donde los barrios se hacen presentes en el centro.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!

…y en Facebook!

Publicidad