El obispo de Jerez visita el convento de las Hermanas de la Cruz

Monseñor Rico Pavés preside la eucaristía coincidiendo con el 146 aniversario de la congregación

El Convento de las Hermanas de la Cruz en Jerez ha acogido la visita y la celebración de la eucaristía del obispo de Asidonia-Jerez, don José Rico Pavés. Siguiendo las correspondientes medidas higiénico-sanitarias, el prelado, tras su visita durante este fin de semana a la Basílica de Nuestra Señora de la Merced Coronada y a la Parroquia de San Rafael y San Gabriel, ha comenzado, como anunció, a conocer a toda la vida contemplativa de la Diócesis, ya que como dijo “son ellas las que nos sostienen con su oración”.

Coincidiendo con el 146 aniversario de la fundación de las Hermanas de la Cruz, Monseñor Rico Pavés ha expresado la importancia de esta realidad de la Iglesia, ya que nos recuerda que “en el misterio de la Cruz que se ejercita en la misericordia, reconociendo a Cristo en los más necesitados, es donde esta nuestra salvación”. Asimismo, este lunes, en la festividad de la advocación mariana de los Ángeles se nos recuerda la importancia de acercarnos a María, ya que “avanzar en vida cristiana implica siempre avanzar en amor a nuestra madre”.

Por otro, el prelado ha mencionado que “María hace posible que lleguemos a su hijo Jesús, llenándonos así de su amor, el cual es insaciable para todos nosotros”. Igualmente, ha hecho referencia al significado que tiene el poder degustar el amor a través de la sabiduría que Cristo nos regala. Por último, al término de la Eucaristía, el Sr. Obispo de Asidonia-Jerez ha visitado junto a las Hermanas de la Cruz las instalaciones situadas en calle Luis de Isasi. Tras finalizar esta visita el prelado ha presidido en la Parroquia de San Francisco de El Puerto de Santa María el funeral por Valerio Marín, padre del sacerdote diocesano Salvador Marín Vadillo.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Fallece Emilio Rivelott Pérez, pregonero de la Semana Santa de 1988

Next Article

Cultos en honor del fundador de la Orden de Predicadores