Una inocente tradición

Ni hubo arenas almonteñas para la última procesión del año ni las cofradías del Sábado de Pasión pasarán por la Carrera Oficial. Fueron, simplemente, las dos inocentadas -si, dos inocentadas- con las que abríamos ayer nuestra edición del día de los Santos Inocentes. Y créanme si les digo que muchos de nuestros seguidores se las creyeron. Otros -también los hubo- no supieron entender la inocente tradición de la Prensa española.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Esta noche, programa especial de Luz de Pasión

Next Article

"No es tiempo de soledad"