Las hermandades de El Puerto se plantean no procesionar

El Consejo Local de Hermandades sopesa drásticamente suspender las procesiones ante la postura del Consistorio


ALEJANDRO ÍÑIGO / VIVA EL PUERTO


No corren tiempos fáciles para el mundo cofrade portuense y su relación con el Ayuntamiento de la ciudad. Tanto es así que, a día de hoy, no hay nada que asegure su normal discurrir por más funesto que se presente su porvenir y su horizonte. La preocupación ya no se ciñe a la inestabilidad meteorológica de los temporales.

El frente abierto en canal es institucional y con unas consecuencias imprevisibles, con unos cambios que se antojan extremos a tenor de los posicionamientos de unos y otros. A 16 días para el Domingo de Ramos, el pleno de Hermanos Mayores junto con la Permanente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de la ciudad, se ha plantado y ha exigido que se reconozca la importancia de la Semana Santa y el impulso que dan las Hermandades a nuestra población.

Es por ello que la situación de malestar con el Consistorio es una historia que se ha ido deteriorando con el paso del tiempo.

Un pleno para abordar la problemática

El pasado martes tuvo lugar en la sede del Consejo Local de Hermandades un Pleno Ordinario de Trabajo en el que, por unanimidad de todos los Hermanos Mayores de la Hermandades de Penitencia y Gloria, se quiso exponer la importancia de la Semana Santa Portuense: “en primer lugar, que las Hermandades en su conjunto conforman el mayor colectivo asociativo de El Puerto, en más de diez mil personas, sin contar simpatizantes y allegados”.

“En segundo lugar, que en el panorama de nuestras fiestas llamémosles ‘mayores’, Feria, Carnaval y Semana Santa -según el comunicado enviado por el Consejo-  “la Semana Santa es de las que mayor riqueza aportan a la ciudad sin que de ello se beneficien las Hermandades en absolutamente nada, y que las Cofradías son capaces por su actividad de llenar nuestras calles de público, tanto local como foráneo, durante una semana completa gracias a sus desfiles procesionales, publico que en caso de no realizarlos se dirigirían a otras localidades de nuestro entorno para admirarlos y disfrutar de ellos, con el consiguiente perjuicio económico para la ciudad”.

El propio Consejo va más allá del papel que desempeñan sus cofradías dado que “no se limita a las celebraciones de Semana Santa, sino que durante todo el año realizan multitud de actividades que dinamizan la vida cultural, social y económica de la ciudad; como ejemplo el pregón de la Feria, el Carmen o la Patrona, destacando que en estas el Ayuntamiento sí colabora, aunque dependen directamente de las Hermandades”.

Comparaciones con otras fiestas

Desde el pleno de hermanos mayores se destaca, comparando el Carnaval con la Semana Santa los siguientes términos: “en premios para la Fiesta del Carnaval se han empleado un total de 15.100 euros, mientras que para los premios del Concurso de Semana Santa tan solo se dedican 1.600 euros; a esto se le une la subvención anual de 8.100 euros a repartir entre todas las Hermandades de la ciudad, lo que hacen un total de 9.700 euros, un 64,4% menos que lo destinado en premios. Además, a esto hay que añadir que cada peña y/o agrupación carnavalesca también recibe su correspondiente subvención, además de una gratificación de 2.000 euros por actuar en los distintos tablaos que monta el Ayuntamiento para tal fin, escenarios que cuando una Hermandad ha querido montar para alguna actividad pública sí le es cobrado mientras que a otros colectivos no; y eso sin contar con la cantidad de trabas y requisitos que se les exige”.

Subvenciones no cobradas

En este sentido informan de que “hay hermandades que desde el año 2013 no reciben la subvención por parte del Ayuntamiento de 400 euros, reconociendo que algunas son por motivos de  defecto de forma en las solicitudes; lo que sí es seguro que las Hermandades no han cobrado las correspondientes al 2016 y 2017”.

Añaden también que “los ganadores del concurso de carteles de los años 2016, 2017 y 2018, no han cobrado sus premios, mientras que ya se han abonado o están a punto de abonarse la mayoría de las cantidades destinadas a premios en los distintos concursos de carnaval de este año de 2018 y la de los autores del cartel de Carnaval y Feria”.

Posibilidad de suspender el Pregón

El Consejo de Hermandades recibe como  subvención  2.500 euros anuales, con la que se hace frente al pago del alquiler del local, que no es municipal como la de otros colectivos; a la presentación del Cartel Oficial  y  al resto de las actividades propias de la entidad. Al no contar desde a 2016 con los ingresos que les deben desde nuestro Ayuntamiento, el Consejo ha llegado a plantearse “suspender el pregón de la Semana Santa”; desde el Consejo reconocen que “tanto el lugar de su celebración como su puesta en escena es sufragado en su integridad por la Concejalía de Fiestas, aunque su celebración conlleva otros gastos a los que el Colectivo Cofradiero de nuestra ciudad no puede hacer frente en el presente año”.

No se fían de que cumplan Ni que decir tiene que el propio Consejo aventura y muestra abiertamente la falta de empatía y la escasa respuesta que se ha venido dando en años precedentes, y dejan caer veladamente su intención de tomar una decisión tan consensuada como radical. Y es que “ante la penuria económica que sufren muchas de nuestras Hermandades y ante la desgana que sienten ante su actividad todo el Colectivo Cofradiero; ante las muchas trabas que se le ponen sintiendo que se está, desde nuestras autoridades municipales, más por perjudicarlas que por ayudar a que los distintos desfiles procesionales brillen como deben, y eso no solo por el bien de las Hermandades, sino y sobre todo por el bien de la ciudad, que no olvidemos, recibe una importante inyección económica en los días de celebración de la Semana Santa, y ante el miedo de que no se pueda contar con la mínima seguridad de que se hace todo lo que se debe hacer para que estos discurran como deben”.

En el Pleno que al inicio del presente comunicado mencionábamos, se ha planteado la posibilidad de que, si en el breve espacio de tiempo que resta hasta la llegada del próximo Domingo de Ramos de 2018, no se plasma un cambio real en las obligaciones ya consensuados con las Autoridades Municipales y aquellas otras que para el Colectivo Cofradiero de El Puerto se considera deber tener dichas Autoridades Municipales, “sean suspendidos en su totalidad los distintos desfiles procesionales de las Hermandades y Cofradías de la ciudad”.

Exigencias del mundo cofrade

Más allá de las ayudas, o la falta de éstas y el desinterés manifiesto mostrado en estos últimos años y la falta de tacto, desde el Consejo se pide al Ayuntamiento “que se les reconozca la consideración que merecen”.

Piden que “se acabe con el agravio comparativo que sufre el Colectivo Cofradiero equiparando las ayudas municipales que reciben a las de otros colectivos, así como que se preste, con la equidad debida, la misma atención, diligencia y disposición de medios económicos que los que se prestan a otras celebraciones festivas de la ciudad”.

En definitiva, las Hermandades portuenses solicitan “que se apoye la celebración de la fiesta que para la ciudad es la Semana Santa con la dedicación que merece a tenor de los beneficios que acarrea a la ciudad”.

El propio Presidente del Consejo, José Manuel Castilla, director del programa cofrade de la emisora municipal Radio Puerto, informó en directo en la tarde de ayer al mismo alcalde, David De la Encina, de las intenciones y las quejas del mundo cofrade de nuestra ciudad.

77,47% fue la ocupación hotelera en 2017

Según datos ofrecido por Horeca (Federación empresarios de la hostelería de la provincia) la ocupación hotelera en la Semana Santa de 2017 en nuestra ciudad fue del 77,47%, demostrando que es una de las temporadas fuertes para el turismo en nuestra población y en las que debe aprovecharse para que el comercio local cuadre las cifras.

Los turistas no solo buscan el sol y playa propias de estas fechas, también acuden a las calles a ver las procesiones, teniendo en El Puerto, tal y como indican las cifras, ser un lugar de visita.

Tras el temporal sufrido recientemente y tras los destrozos ocasionados, el sector pudiera ahora ver como una oportunidad perfecta para generar riqueza puede quedar en agua de borrajas por una mala gestión que no ayuda a la estabilidad económica y turística local.

Siguen a la espera del convenio

El Consejo Local de Hermandades y Cofradías de El Puerto de Santa María,  ente que dirige y engloba a todas las Hermandades de la ciudad,  lleva trabajando, desde el año 2014, en la creación de un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de El Puerto; Comenzó trabajando con el por aquel entonces concejal de Fiestas Millán Alegre. Durante estos años se consiguió el traslado de la Carrera Oficial a la Plaza Isaac Peral, así como un importante realce de la festividad del Corpus Christie; además se fueron sentando las bases y posibles temas a recoger en el mismo.

Con el cambio de equipo de Gobierno, en mayo de 2015, la concejalía de Fiestas quedó en manos de la concejal de Levantemos El Puerto, Rocío Luque, que durante su mandato atendió las peticiones del Consejo para seguir trabajando en la realización de este convenio.

Una vez roto el tripartito portuense, en julio de 2016, la concejalía pasó a manos del concejal socialista Ángel Quintana y ya se comenzó a anunciar el avance de este convenio tras una reunión con José Manuel Castilla, presidente del Consejo, y en la que el edil Ángel Quintana aseguró que se iban sentando las bases del convenio para colaborar entre ambas partes en aspectos previos como el cartel anunciador, el Vía-crucis y el Pregón; y otros asuntos como los itinerarios o la seguridad en las salidas y recogidas.

La última reunión entre el Consejo y el Ayuntamiento, de la que se tiene constancia, se celebró en febrero de 2017. En esta reunión estuvieron presentes Ana María Arias, actual concejal de Fiestas, que acababa de ocupar su puesto, y Ángel Quintana, que en esa fecha dejaba su cargo al frente de dicha concejalía.

Es innegable el interés social, etnológico, turístico y económico que para la ciudad tiene la celebración de la Semana Santa y del resto de festividades religiosas que se celebran en El Puerto, y por ello Ayuntamiento y Consejo deben ir de la mano en la organización de todos los eventos. Desde entonces no se ha sabido nada más de ese convenio.

Problemas de tráfico en Semana Santa

Ya en 2016 las hermandades empezaron a notar y padecer la falta de implicación del Ayuntamiento con las mismas. El Domingo de Ramos en la procesión de la Flagelación por calle Pozos Dulces no se cortó al tráfico rodado, poniendo en riesgo la seguridad del cortejo.

La Medalla a la Patrona se denegó dos veces

Otra de las cuestiones en las que el actual Gobierno local ha mostrado su disconformidad ha sido con el reconocimiento de otorgar la Medalla de la Ciudad a la Patrona la Virgen de los Milagros, que por dos veces se echó para atrás en los Plenos a los que se ha elevado.

A 17 días y sin cartel oficial en la calle

Desde el Consejo indican que desde primeros de diciembre de 2017 se podía haber realizado y que, a algo más de una semana escasa de la celebración del Pregón de Semana Santa, aún no se han impreso las invitaciones para entrar al Teatro Municipal.

Posicionamiento sin contar con opiniones

Uno de los asuntos mediáticos fue el posicionamiento mostrado por la concejal de IU, Matilde Roselló, que sin contar con más opinión que las interesadas, dejó el affaire de las costaleras prescindiendo de la opinión de la propia Hermandad, comandada por una mujer.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.