¿Qué ver el Miércoles Santo?

El Cristo de la Salud es el gran estreno de la Semana Santa

El Miércoles Santo de 2018 llega con uno de los grandes estrenos de la Semana Santa. El Santísimo Cristo de la Salud saldrá en el cortejo de las Tres Caídas. Un paso que ha generado gran expectación en los últimos meses y que en esta Cuaresma veía la luz. Hoy podremos verlo en la calle junto con el nazareno caído de la Salud, que es una de las grandes devociones de la ciudad. Si bien no han de perderse esta cofradía por semejante estreno, tanto su salida como su recogida en San Lucas son instantes obligados, con la dificultad que tiene el paso de palio para pasar por la puerta. Su tránsito por Chancillería y Escuelas también son puntos de gran interés.

El Miércoles Santo vuelve a ser una jornada que comienza temprano desde el barrio de La Granja. El Señor del Soberano Poder llevará consigo a todo un barrio que nunca lo deja solo. Podemos destacar el paso de la cofradía por la calle Tornería o San Juan de Letrán, aunque también recomendamos su paso por las grandes avenidas, algo característico de esta hermandad que la hace diferente a las demás.

La Hermandad del Consuelo volverá a salir desde el barrio de El Pelirón con una gran novedad este año, la inversión de su recorrido. Adelantan su salida y recorrerán calles como Arcos o Bizcocheros a la ida para volver directamente por calle Zaragoza hasta su sede.

Santa Marta nos volverá a regalar grandes momentos a su paso por Justicia o Francos a la ida y, por supuesto, por calle Cabezas a la vuelta.

Hablar de la calle Medina es hablar de la Amargura. Esta cofradía tiene su punto álgido a su paso por la Plaza de las Angustias, ya de recogida, donde cada año suena “Amarguras” de Font de Anta. Otros enclaves donde detenerse a contemplar al Señor de la Flagelación y a la Amargura son las calles Naranjas, Bizcocheros o Antona de Dios, sin olvidar la ya mencionada calle Medina.

Y por último, Santiago volverá a vivir la salida de Jesús del Prendimiento desde su iglesia. El saludo a la Soledad en La Victoria, el paso por calle Tornería y plaza Rafael Rivero (con todas sus saetas) son momentos que no deben perderse, aunque el Prendimiento es una de esas cofradías que se disfruta en cualquier rincón de nuestro callejero.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *