JerezCofrade.tv en RRSS

NOTICIAS

“Los mejores alcaldes que tengo son los de IU”

José Mazuelos acaba de cumplir diez años al frente de la diócesis y este miércoles estuvo en el programa ‘Luz de Pasión’, de 7 TV

Han pasado ya diez años de su llegada a la diócesis. ¿Qué recuerdos se le vienen a la mente?

–Era una responsabilidad grande, pero tenía confianza porque Dios va por delante. Es una diócesis joven, pero ya la conocía porque venía por aquí y porque varios sacerdotes estuvieron conmigo en el Seminario. No era un sitio totalmente desconocido ni con una ideosincrasia distinta. Me sentí muy bien acogido.

También era un cura relativamente joven, porque tenía 48 años. ¿En qué ha cambiado José Mazuelos en esta década?

–De obispo se aprende a querer a la Iglesia, que es una anciana fea y con muchas arrugas que a mucha gente le produce rechazo. Pero cuando uno entra en el corazón de esta anciana se da cuenta de que el suyo es un corazón joven y con una fuerza impresionante. Eso es lo que he ganado siendo obispo, el contacto con gente muy entregada y con mucha fe a lo largo de toda la diócesis.

Coincidiendo con su llegada, entre 2008 y 2009, se perdieron más de diez mil puestos de trabajo en Jerez. ¿Estamos todavía pagando las consecuencias de aquello?

–Sí. Andalucía ha quedado como el lugar del turismo. No hay otra industria más allá de esa. Málaga ha sabido utilizar bien esa industria, Sevilla está en ello y creo que Jerez está todavía esperando. Creo que debemos entrar por ahí porque una vez consigamos eso podrá venir todo lo demás, pero para eso es necesario que las instituciones públicas se pongan a la cabeza, y vender Jerez de verdad. Habrá que tener un plan para recuperar todo el centro histórico, fomentar los barrios de Santiago y San Miguel… Tenemos que ir todos a una a vender Jerez. Si han dejado el sur para el turismo y la fiesta, pues tendremos que aprovechar ese potencial, porque desde el norte no van a traer ninguna otra industria.

En estos diez años ha conocido ya a tres alcaldesas. ¿Cómo han sido hasta ahora sus relaciones con el Ayuntamiento?

–La Iglesia se ha llevado muy bien con las instituciones, con los tres ayuntamientos. En líneas generales me llevo bien con todos los ayuntamientos de la diócesis, aunque tengo que decir que los mejores alcaldes que tengo son los de Izquierda Unida… Espera, Trebujena, Alcalá del Valle, Bornos… Hay una relación fantástica. Son poblaciones con una fuerte identidad religiosa: Palomares, el Cristo de la Antigua, la Virgen del Rosario… También ha habido siempre mucha conexión entre las cooperativas agrícolas y las parroquias. Esos alcaldes siempre han tenido claro que lo primero es su pueblo, por encima de los partidos, y por eso siguen saliendo…, y ponerse a luchar contra la Virgen de Palomares o el Cristo de la Antigua…, ahí se daría en hueso.

Cuando llega hace diez años se encuentra con las iglesias de Santiago o San Dionisio cerradas. En ese sentido se ha mejorado…

–La Iglesia está por el bien común y los cristianos saben que ese patrimonio está al servicio del pueblo. La diócesis y las hermandades hacen un esfuerzo impresionante para mantenerlo. Tenemos una ruta turística para que una persona esté dos o tres días en la diócesis viendo estas maravillas y eso hay que aprovecharlo.

Ha apostado por la puesta en valor del patrimonio, y ahí están las obras que se han ejecutado en la torre de la Catedral o en la casa del deán. ¿Cuándo vamos a disfrutar de todo ese conjunto en plenitud?

–La casa del deán ya tiene financiación, lo que faltan son los permisos. Se han hecho proyectos, catas arqueológicas, está todo excavado, se sabe ya qué es cada cosa… Está el dinero y hay paro, pues vamos a hacer que haya menos paro, pero la burocracia es muy lenta.

Se han arreglado templos históricos, pero ahora surgen problemas en otros de más reciente construcción, como ha ocurrido en la parroquia de las Viñas…

–Ha habido que buscar una solución rápida. Allí no se puede celebrar porque nadie puede correr peligro. A partir del lunes vamos a diagnosticar qué hay y se va a eliminar todo peligro. Una vez que se elimine todo peligro la iglesia se volverá a abrir al culto, es posible que en una semana. Si después hay que acometer otras obras se harán, pero eso requiere de estudios, proyectos y permisos que nos pueden llevar varios meses. Y requerirá también de una planificación, pero si se elimina el peligro la iglesia volverá abrir a la espera de que después se acometan las obras que sean necesarias.

Creo ha erigido hasta ocho hermandades de penitencia, casi una por año… ¿Qué explicación se puede ofrecer a quienes creen que son demasiadas?

–Yo no las he creado, venían heredadas. Después saqué un decreto y dije “se acabó”, que había que tener ya un discernimiento pastoral. Me parecería aberrante que en el centro se creara una hermandad, pero la mayoría han surgido en zonas de expansión de la ciudad.

Quedan algunas por incorporar a la Carrera Oficial…

–…y siempre sale alguien hablando del Sábado Santo. No hace falta estando ya el Sábado de Pasión. Las primeras vísperas del Domingo de Ramos son el sábado por la tarde. Igual habría que replantearse el tema del reparto del dinero de la Carrera Oficial y reorganizar por ahí. Yo no tengo inconveniente en que se abra la Carrera Oficial el Sábado de Pasión. Y si la Mortaja quiere seguir saliendo el Sábado de Pasión, pues que siga… El Sábado Santo no va a ser, ni por la mañana, porque empezamos por la mañana y acabamos por la noche.

Hace unos días decía que trabajaba en Jerez como si se fuera a morir aquí, pero un cura siempre debe tener las maletas hechas…

–Cuando me hice cura puse mi vida en manos del Señor. Ahora mismo no hay perspectivas de que me vaya. Si mañana me llaman…, pero diócesis libres no hay, salvo Toledo, y no me veo yo en la lista.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!

…y en Facebook!

Publicidad