JerezCofrade.tv en RRSS

Ante una solitaria Plaza de San Pedro de la Ciudad del Vaticano, y con la presencia del icono de la Salus Popoli Romani y la milagrosa imagen del Crucifijo de la Iglesia de San Marcello al Corso, el Papa Francisco ha llevado a cabo una oración y ha impartido la bendición ‘Urbi et orbi’ de manera extraordinaria -ya que sólo suele darse en Navidad y en el Domingo de Pascua- a fin de invocar el fin de la pandemia del coronavirus.

A la conclusión de la misma, el Santo Padre se ha dirigido bajo la lluvia hacia las citadas efigies para rezar en torno a ellas y ya dentro de la basílica ha tenido lugar la adoración al Santísimo Sacramento y la lectura de la fórmula para la obtención de la indulgencia plenaria.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!

…y en Facebook!

Publicidad