▶️ Ramírez Cachinero: “En El Prendimiento ya se acabó la oscuridad y no sobra nadie”

Toma las riendas de la cofradía con el objetivo de lograr la unidad y admite que “sería una pena” que alguien “no se quisiera sumar” a ese propósito

Francisco Javier Ramírez Cachinero tomó posesión como nuevo hermano mayor de la Hermandad del Prendimiento este pasado sábado, cerrándose así un periodo de inestabilidad que se ha prolongado por espacio de dos años y medio en el que se ha evidenciado una notable fractura entre las diferentes corrientes que conviven en la cofradía.

De ahí que su principal objetivo no sea otro que recuperar un ambiente de normalidad y fraternidad acorde con el espíritu propio de una hermandad.

Entiende que una vez culminado un proceso que ha sido “largo y difícil” ha llegado el momento de “olvidar el pasado y pensar en el futuro” y tiene la “esperanza” de que se pueda conseguir esa ansiada reconciliación.

“Eso va a depender de las personas. Por lo que respecta al hermano mayor y a su junta de gobierno, las puertas van a estar abiertas, porque en esta hermandad ya se acabó el tiempo de la oscuridad. Los miércoles hay misa, así que hay que empezar a ir a los cultos y después estamos allí para hablar, que creo que es el sitio más adecuado”, sostuvo en el programa Luz de Pasión, que se emite semanalmente en 7 TV Jerez.

En ese sentido dejó claro que en la cofradía “no sobra nadie” y que “sería una pena que alguien no se quisiera sumar” a la tarea de cumplir ese propósito.

“Si es así, que sea por su parte, pero nunca por parte del hermano mayor ni de la junta de gobierno”, apostillo.

Publicidad

Capataces para 2022

Ramírez Cachinero aterriza en el cargo en puertas de la Cuaresma y la Semana Santa, lo que le obligará a tomar decisiones.

Una de ellas pasa por el nombramiento de los capataces de cara al próximo Miércoles Santo, dado que en estas fechas la mayor parte de las cofradías está convocando ya sus igualás de costaleros.

“Mi perfil de capataz es que sea hermano, porque en la casa hay personas capacitadas, con ilusión y con ganas. El asunto se abordará en reunión de la junta de gobierno y se votará. Aquí no hay nadie excluido, ni tengo ningún problema con ninguno de los capataces anteriores”, subrayó.

Eso sí, dejó claro a los costaleros que lo son “del Señor del Prendimiento y de la Virgen del Desamparo y no de los capataces”.

“Tienen que ser serios, porque aquí no se viene a cargar con los capataces, sino con las imágenes”, añadió.

El tiempo también apremia para la contratación de las bandas.

La de cornetas y tambores del Gran Poder de Granada comunicó en diciembre su decisión de buscar un nuevo horizonte en vista de que la hermandad no terminaba de despejar su futuro.

“Les he dicho que nos gustaría seguir contando con ellos, pero parece que tienen otro compromiso aunque creo que no está firmado. Si están disponibles tocarán con nosotros y si no habrá que buscar otras opciones. Tenemos una banda en el barrio, que es la banda de San Juan, que está deseando tocarle al Prendimiento, aunque ellos saben que el suyo no es nuestro estilo. Posiblemente hagamos algo con ellos porque también se merecen el cariño de la hermandad”, avanzó.

Por último, Ramírez Cachinero abordó la posibilidad de dar uso cultural a la capilla del antiguo asilo de San José, que la hermandad tiene cedida.

“Vamos a presentarle un proyecto al Ayuntamiento porque creemos que podría servir para darle mucha vida al barrio y ese es también uno de nuestros objetivos”. 

Luz de Pasión | 7TV
Total
1
Comparte
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticia anterior

Presentado el IX Congreso Nacional de Hermandades y Cofradías de Ntra. Sra. de las Angustias a la Unión de Hermandades

Próxima noticia

La Sagrada Resurrección celebra hoy el Cabildo de Elecciones