David de Paz redescubre el paso del Santo Crucifijo

Presentada la restauración de las andas de la cofradía de la Madrugada del Viernes Santo

El salón de actos de la casa de hermandad del Santo Crucifijo albergó anoche la presentación de la restauración del paso de la cofradía de San Miguel. Un acto tras el cual podría acuñarse aquello de que la corporación volverá a la normalidad diecinueve meses después de que unas filtraciones de agua propiciaran esta intervención.

Sin embargo, el retorno a este orden no será tal, ya que, en lo patrimonial, la cotidianidad distará bastante de aquello a lo que estaban acostumbrados los hermanos antes de este proceso, pues de algún modo se ha vuelto al año 1945, época en que se estrenaron unas andas que han recuperado el brillo -en todos los sentidos- gracias al dorador sevillano David de Paz.

Así se pudo comprobar ayer miércoles en su primera exposición pública, que estuvo precedida por las palabras del hermano mayor, Martín Cortés, un vídeo del proceso de conservación de la pieza de Francisco Ruiz Rodríguez y el agradecimiento del mayordomo, Juan Miguel Tinajero, que quiso evocar las figuras del recientemente fallecido Don Ángel Romero Castellano, párroco emérito del templo del Arcángel, y Pedro García Rendón, el recordado hermano “Perico”.

Luego de esta introducción, se abrieron las puertas del patio -donde se encontraba el paso- y una expresión generalizada de asombro, acompañada de un aplauso, dio paso a la muestra de esta joya recuperada para la Semana Mayor jerezana.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *