JerezCofrade.tv en RRSS

NOTICIAS

¡Qué poco dura la alegría en la casa del pobre!

Las buenas intenciones del Consejo Directivo de la Unión de Hermandades y los argumentos de algunos hermanos mayores no fueron suficientes para hacer frente al laudo que obliga a las hermandades de vísperas, gloria y sacramental a devolver lo que el Pleno Extraordinario de Hermanos Mayores del 3 de julio de 2017 les dio.

Hay que recordar que los plenos -ordinario y extraordinario- celebrados el 3 de julio del pasado año fueron impugnados por el hermano mayor de la Sagrada Cena, Manuel Muñoz Natera. Posteriormente, tras la designación de un mediador, la impugnacion del acuerdo único adoptado en el Pleno Extraordinario fue estimada, declarándolo éste como nulo y sin efecto.

Este pasado martes, justo un año después, la sede de la Unión de Hermandades albergaba un Pleno Ordinario de Hermanos Mayores en el que, entre otros asuntos, se aprobaron el estado de cuentas y el reparto económico de los beneficios del ejercicio ahora finalizado. Y fue en este punto donde el debate alcanzó altas temperaturas. Según hemos conocido, el hermano mayor de la Sagrada Cena solicitó, de forma totalitaria, la ejecución del laudo ante la petición de exoneración del presidente de la Unión de Hermandades, que incluso puso su cargo a disposición de los hermanos mayores.

Tras una tensa discusión, donde el cumplimiento de la Normativa Diocesana de Hermandades y Cofradías brilló por su ausencia, entre otras cosas, por la falta de respeto o desconsideración hacia algunas hermandades, un miembro del Consejo planteó la posibilidad de que las cofradías afectadas -vísperas, glorias y sacramental- recibieran en este ejercicio el porcentaje aprobado en el pleno extraordinario del pasado año y que, en un futuro, dicho reparto quedara estipulado en el reglamento de régimen interno en el que se trabaja. Finalmente, y a pesar de que se intentaron poner otras posibilidades sobre la mesa, los hermanos mayores accedieron a esta última fórmula de reparto “unius anni”.

Así pues, en conclusión, las hermandades damnificadas tendrán que hacer frente a la devolución de 1.800 euros cada una, según denuncian varios hermanos mayores a esta Redacción, “por la falta de solidaridad demostrada este pasado martes por Muñoz Natera a pesar -vaya paradoja- de haber recibido el pasado año una importante ayuda de todas las hermandades por el robo sufrido en las dependencias de la Hermandad de la Sagrada Cena”.

Compártelo:

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!

…y en Facebook!

Publicidad

HOY DESTACAMOS ✅