El obispo puso cordura

No vamos a entrar en el fondo de la cuestión. No estamos para ello. En el “affaire de la Banda del Nazareno” hacía falta cordura y tuvo que llegar el obispo para ponerla. In extremis.

La celebración de un pleno extraordinario de hermanos mayores para tratar un “asunto menor” que afecta exclusivamente a dos cofradías hubiera creado -estamos convencidos- un peligroso precedente, sobre todo porque resulta sencillo, visto lo visto, reunir las firmas de un tercio de los máximos dirigentes de nuestras hermandades.

Segundo “tirón de orejas” de don José en seis meses al colectivo cofrade. En esta ocasión, en forma de Decreto. Para que uno de los hermanos mayores firmantes se quede tranquilo.

Ahora, en el pleno de toma de horas del lunes, el Consejo Directivo de la Unión de Hermandades deberá dejar zanjado el tema. Sus miembros tienen la obligación de favorecer y colaborar en la búsqueda de un consenso entre las hermandades de El Nazareno y Las Cinco Llagas.

Eso sí, sin alterar la idiosincrasia y las reglas de ninguna hermandad. El lunes saldremos de dudas.

 

Total
4
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticia anterior

El Obispo suprime el pleno sobre la banda de El Nazareno

Próxima noticia

Repuesto al culto el Cristo de la Coronación de Espinas