JerezCofrade.tv en RRSS

OPINIÓN

La necesidad de las nuevas hermandades

Luis Cruz de Sola

Es un tema recurrente, sobre todo en Cuaresma y Semana Santa. Que si cuántas hermandades vamos a llegar a ser, que si no hay nazarenos para tantas cofradías, que si no tienen nivel para venir a la carrera oficial, que faltarán costaleros, que si es aburrido ver tanta procesión cada día de la Semana Santa, que si…

Y por supuesto, la consabida comparación dañina con Sevilla, tanto en calidad como en cantidad, ciudad hacedora, para muchos, de todo lo bueno que existe en nuestras hermandades. Lo malo, por lo visto, lo hemos inventado nosotros.

Y a mí, personalmente, esta discusión me da pena porque creo que demuestra que, en el fondo, no se sabe para qué existimos, dónde debemos estar, y cuáles son nuestros auténticos objetivos, quedándonos solo en el culto externo, en la procesión, en el número de nazarenos o en si traen una mejor o peor banda.

Jerez, ciudad, tiene en la actualidad 44 hermandades que realizan su estación de penitencia desde el jueves de pasión a Domingo de Resurrección. 32 de ellas, casi un 73 %, es decir tres de cada cuatro, tienen su sede en el denominado por nuestro Ayuntamiento “centro histórico”. Según datos del ente municipal, en este centro histórico no llegan a vivir ni el 20 % de los jerezanos. Es decir, tenemos 32 hermandades para, escasamente, la quinta parta de los ciudadanos y doce para el restante 80%. La desproporción parece evidentemente.

Y es aquí donde está el meollo de la cuestión. ¿Qué labor han de realizar las hermandades? ¿Dónde hace falta que estemos? ¿Qué necesita la Iglesia de nosotros en estos momentos? Pues las respuestas son fáciles: nuestra labor es evangelizar en su mayor y amplio espectro y para ello hemos de estar donde ahora no estamos y donde haya jerezanos que no tengan, en algunos casos, ni una capilla en la que postrarse ante el Santísimo o rezar a cualquier imagen de Cristo o María.

La Iglesia lo sabe y la sociedad lo demanda. Hermandades que sean un atractivo para la juventud y les dé nuevos objetivos de vida, que sirven de freno a sectas y gurús extraños, que puedan realizar una labor social imprescindible, que ofrezca la posibilidad de colocar a Dios como símbolo de verdad y de esperanza, que aglutine a la gente, a nuestra gente, en torno a una imagen en la que, no olvidemos, presentamos a un Cristo que sufre y muere por nosotros o a una Madre doliente, a los que nos aferramos para compartir nuestras penas, tristezas y sinsabores.

Una hermandad que sirva para aglutinar a todos, que sea ejemplo de afán y trabajo, que sea puro barrio, orgullo de barrio, y que venga al centro de Jerez una vez al año, como demostración de que Dios también está en aquellos lugares que muchos solo conocemos cuando pasamos en coche por sus aledaños.

Ahí tienen que estar las hermandades. Nuestro Obispo y la Diócesis lo saben, y por eso apoyan estas iniciativas que nunca empobrecen, siempre enriquecen, porque, cada vez más, nuestras asociaciones son valor seguro de entrega, de ilusión, de alegrías, de esperanzas, de nuevas formas de ver la vida para mucha gente. Y algunos aplaudimos estas iniciativas que, el tiempo y la vida demuestran, dan la razón a quienes la autorizan.

Los otros comentarios que se escuchan se vienen abajo por la realidad: Hay más hermanos que nunca, crece el número de nazarenos y costaleros, las nuevas cofradías llegan al centro con mucho más nivel que cuando lo hicieron algunas hermandades de las denominadas grandes, y de esto no hace muchos años y solo basta tirar de fotografías de algunas décadas.

¿Qué alguno se cansa de ver pasar cofradías? Pues mire usted, esto es libre, a nadie se le obliga, cada uno puede optar a ver lo que quiera, y donde quiera, pero que no se creen nuevas hermandades, con la necesidad que tenemos de ellas, porque a algunos no les dé tiempo de verlas todas o porque se pierde un rincón favorito… Manda narices.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!

…y en Facebook!

Publicidad