JerezCofrade.tv en RRSS

OPINIÓN

Fantaseando en la capital

Vean. La Cuaresma se me ha echado encima y aún no hay torrijas en mi cocina. Podría parecer que aquí en la capital del reino no hay Cuaresma, que aquí solo hay coches, ministros, alcaldesas, musicales y bocadillos de calamares congelados. Y están ustedes casi en lo cierto. Aquí todo se diluye entre los edificios altos o la vorágine del metro. Aquí el incienso huele a tubo de escape y por no haber, no hay ni naranjos con azahar.

El otro día, entre amagos por coger alguna que otra perla en la calle más emblemática del país por culpa de la nevada y resbaladiza superficie, mi imaginación echó a volar con una Carrera Oficial que empezara -cómo no- en el Banco de España y pasara por delante de la spanish Broadway. Imaginen, gradas y más gradas de saneados palcos, todo el mundo hablando y comiendo pipas y miles de niños pidiendo vela… Emocionante, ¿no creen?

Conforme me deslizaba temerosamente por el hielo caía en la cuenta de lo complicado que sería soportar el frío y lo mucho que crecerían en nazarenos las cofradías con túnica de terciopelo. Luego, además, recordé que tendríamos que ir hasta la Iglesia del Carmen, situada contra todo pronóstico en la calle del Carmen, vía adyacente a la Puerta del Sol. Un lugar angosto comparado con La Castellana para los capitalinos, aunque sea como la calle Larga.

Pero mimetizándonos con el mesetario tipo, aquello nos parecería muy estrecho, pensaríamos que ahí no entran los palcos anteriormente situados en el Paseo del Prado, que no sería seguro cerrar la Alameda del Sol -perdón, la Puerta del Banco- como si fuera fin de año, y que el presidente del Consejo Directivo de la Unión Hermandades de Madrid debería dimitir.

Las redes sociales se agitarían, aseguraríamos que Carmena está detrás de todo esto, dimitirían varios consejeros madrileños y hasta algún gato -es el gentilicio popular madrileño-, un gato muy aburrido se dedicaría a hacer montajes de primero de paint.

Así que, volviendo de mi sueño despierto, pensé que mejor no sacaríamos adelante esta ratonera porque se convertiría en la Gran Vía… Crucis.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicidad

¡SÍGUENOS EN INSTAGRAM!

…y en Facebook!

Publicidad

HOY DESTACAMOS ✅